Día del Padre: Las más emotivas cartas a papá en su día
Día del Padre: Las más emotivas cartas a papá en su día

No quedan dudas de que este será atípico por segundo año consecutivo debido a las nuevas restricciones impuestas en el país - y en otros de la región - para evitar nuevos contagios de coronavirus (COVID-19). Por esa razón, muchas personas no podrán homenajear a sus de la forma en la que están acostumbrados.

MIRA ACÁ | Celebra el Día del Padre con “Noche de Patas”

Sin embargo, el aislamiento social no debería ser impedimento para festejar este día especial. Si tienes cerca a tu padre, es un buen momento para sorprenderlo con un agradable almuerzo o algún detalle hacia él. Y si eres de los que le tocó estar distante de él, una videollamada puede ser una gran opción. Sea cual sea tu caso, la música es una gran forma de evocar a tu padre, recordarlo o agradecerle por todo lo que ha hecho por ti.

Por ende, Trome recibió cartas de jóvenes peruanos que mediante estos párrafos buscaron homenajear a su progenitor.

Delia Páez Gonzales - Psicóloga

Delia Páez Gonzales le escribe emotiva carta a su padre
Delia Páez Gonzales le escribe emotiva carta a su padre

Para: Papá

Hace tiempo que no escribo una carta y hoy Trome me dio la oportunidad. Así que, ¡Es hoy el momento de un corto texto sincero!

Papá, gracias por estar siempre para mi hermano y para mi. Por ser ese papá engeridor, que cada vez que llega de chambear siempre viene con un detallito comestible. No sabes lo bien que nos viene.

Sabes, aunque mi mamá nos acompañe desde el cielo. Tu siempre te esfuerzas por ser todo el amor que se necesita en un hogar, con tu alegría y detalles graciosos.

Quiero terminar estas líneas diciendo: Gracias por ser mi papá y por siempre transmitirnos tu alegría. Por eso y muchas cosas más ¡Te amo papá!

Te quiero,

Delia Páez Gonzales

Katherine Barrenechea Porras - Comunicadora

Katherine Barrenechea Porras le escribe emotiva carta a su padre
Katherine Barrenechea Porras le escribe emotiva carta a su padre

Feliz día del padre al hincha más leal y entusiasta del Deportivo Municipal. Tus hijas nos sentimos felices de acompañarte a todos los partidos de fútbol, nos sentimos orgullosas de tu pasión por la ingeniería civil de tu apoyo incondicional y de tu guía aunque a veces reniegues y tengas ese carácter tan característico. Gracias por ser un padre y abuelo gracioso, hablador, bailarín y de alma rebelde. Mi mamá y tú son un gran complemento. ¡Echa Muni!

Hillary Gianella Delgado Urcia - Comunicadora

CARTA A MI PADRE

Y como empezar una carta a mi padre, tantas historias, anécdotas y recuerdos, que faltarían hoja. Ahora sucede que, yo tuve la suerte de tener tres figuras paternas y de seguro otras personas también comparten esto.

Dichosa soy, de tener quien me recoja del colegio, dichosa de tener un defensor que estaría siempre para mí, de tener quien me abrace con felicidad, al a casa llegar. Y qué decir, de las propinas por las que corría, para luego algo comprar. De los paseos en bicicleta que no pueden faltar. Si de fútbol sé, por ellos es. De ellos herede, el sentir por la camiseta, la rosada querida, que yo he de heredar.

No soy hombre, para su suerte, soy mujer. Pero eso no quitó, que ellos me hayan de querer. Mi padre, un hombre con una difícil infancia, pero un hombre que con todos comparte gracia. Desde pequeño luchó, y talvez en varias ocasiones se equivocó. Y bueno, somos humanos, quien no tuvo errores, que levante la mano. No soy quien para a mis padres juzgar, es mejor disfrutar el tiempo, y con ellos jugar. No viví muchos años con mi padre, pero tenía mis fines de semana fijo para disfrutarlo, divertirnos, conversar y obviamente abrazarlo.

A mi padre, con mis hermanos, lo tenía que compartir. Pero si en alguna actuación faltaba, mi abuelo estaba ahí. Ay mi papito, como te fuiste de aquí, te extraño, que un rato al cielo, quisiera ir. Mi abuelo, un padre ejemplar, a todo sus hijos, el no dejaba de amar. Tuve la suerte de con él, la mitad de mi vida vivir. Si les contará todas las historias que con él viví, estoy segura, que no dejarán de reír.

Y para defenderme de todo, estaba mi gordo. Quien al ser mi hermano, para a veces hacer de mi padre, no le faltaba mano. Él fue quien siempre me defendió y quien muchas veces, mis lágrimas secó. Ahora después de años, yo un hijo, que también lo tuvo a él a su lado. Para quien es él, su papá adorado. Hoy tiene él tres hijos, por los que lucha para tener sueldo fijo. Para llenarnos de orgullo, se fue a otro continente, para a su familia darle un futuro sorprendente.

Hoy, día del padre, mi carta va para los tres. A uno no puedo elegir, porque sin tenerlos a ellos como padres, no podría vivir. Los tres son las mejores imágenes de padre que pude conocer. Si, de esos padres que luchan, trabajan, y hacen sacrificios, pareciendo ya incluso, tener mil oficios. Ejemplos que deben seguir muchos padres, que algunos tienen hijos y los abandonan con su madres. Por eso, aprovecho este y todos los días, para dar gracias a Dios de tener a mi padre al lado. Y aunque otro este en el cielo, sé que está feliz. Gracias a los tres, por darme su amor, alegrías y el ejemplo, de ser siempre la mejor.

José Alex Moisés Olaya Ravenna y Luis Enrique Olaya Ravenna - comunicadores

Querido papá,

Hace 24 años tenemos el honor de ser tus hijos y cada día que pasa nos sentimos más orgullosos de ser los hijos de Pepe Olaya. Hoy, en un día tan especial, no queremos felicitarte solo por ser un buen padre, sino por ser una gran persona.

Muchas veces la vida no es justa para todos y creemos que contigo no lo fue. Nadie es perfecto, ni estamos hechos a la medida y gusto de todo el mundo, pero para nosotros eres el papá perfecto. Sabemos que no eres tan expresivo y quizás nosotros tampoco lo seamos contigo, pero una mirada, un gesto, una caricia o una muestra de cariño (que muchas no tienes) nos hacen saber que somos especiales para ti.

Eres un hombre fuerte, trabajador, noble y a veces demasiado confiado, pero tus aciertos y errores nos ayudaron a comprender lo dura que es la vida y hasta dónde podemos llegar. Quizás la vida nos haya separado en algún momento y puede que nos vuelva a separar, pero las enseñanzas que nos dejas día a día con tus vivencias son un tesoro que nos acompañará toda la vida.

Gracias por apoyarnos en nuestros proyectos, por comprender nuestras locuras y por esperar y confiar en que seremos los mejores en lo que escogimos hacer. Gracias por las exigencias y por la dedicación. Gracias por las enseñanzas, por todas las pintadas, las lijadas, los cierres de edición y las limpiadas.

Gracias por seguir siendo un ejemplo de lucha, de crecimiento, de perseverancia. Gracias por seguir avanzando por todos quienes te amamos. Gracias por nunca darte por vencido y gracias por nunca dejar de soñar. Los sueños son los que nos mantienen vivos y mientras los sigamos teniendo nuestro legado nunca desaparecerá. Te amamos papá. ¡Feliz día del padre!.

TE PUEDE INTERESAR: