No dejes de seguir estos importantes consejos.
No dejes de seguir estos importantes consejos.

El fotógrafo Gary llegó al restaurante por una papita a la huancaína de entrada y su arroz con pollo parte pierna, presa grande. Para tomar pidió una jarra de agua de carambola heladita. “María, los excesos de grasas y licor durante las primeras semanas de este verano nos pasan la factura no solo con esos incómodos kilitos de más, que uno empieza a notar al ponerse la ropa, sino con los malestares estomacales como el reflujo y la acidez, sensación de llenura y hasta la gastritis.

La comida peruana es sabrosa e incluso tenemos por costumbre que casi todo -reunión familiar, reencuentro de amigos, bautizo, pedida de mano, graduación, fin de ciclo o en la playa- lo ‘celebramos’ con ricos potajes y hasta ‘unas cervecitas’. Pero el problema viene porque vamos sobrecargando al estómago y le damos más trabajo al hígado, y recién nos damos cuenta cuando estos ‘se quejan’.

La salud es una de las principales cosas que debemos cuidar en la vida personal y en la de nuestra familia. Este 2020 apenas está comenzando y hay que estar a gusto, tanto en lo mental como en lo físico. No se trata solo de cuidar la ‘figura’ o ‘la línea’, sino de sentirse bien. Por eso, aquí van algunos saludables consejitos:

- ‘Desintoxique’ su cuerpo. Evite harinas, frituras y comidas muy condimentadas. Prefiera cocciones al horno, a la plancha o al vapor, verduras frescas y frutas.

- Sea buen ejemplo. Si papá / mamá evitan ensaladas porque no les gustan las verduras o al llegar a casa toman gaseosa en vez de agua, no pretendan que su hijo coma lo más saludable.

- Momento de tranquilidad para consumir sus alimentos. A veces el trabajo no lo permite, pero procure despejarse un poco de los problemas. Desayunar, almorzar o cenar con ansiedad o estrés no hace provecho.

- Hidratación: Indispensable y más aún en verano. Tomar agua y que sea mínimo ocho vasos o dos litros al día.

- Chequeo médico. Siempre es importante. Los frecuentes malestares del estómago son un aviso de que algo no está funcionando bien. El gastroenterólogo le dirá si es necesario una endoscopía u otro examen.

- Chicos de vacaciones. Aproveche algún momento o el fin de semana y, en vez de salir a comer frituras, anímese a preparar con ellos algo rico y saludable. Puede ser una ensalada de verduras con mucho color, un batido de piña y avena, un postre con frutas frescas u otro.

- Aproveche las frutas de estación. Son las que se acomodan más a la economía del hogar”. Gary tiene razón. Me voy a comer una manzanita. Cuídense.