Carlos Zambrano.
Carlos Zambrano.

Del saque somos carnecita...Tres fechas de castigo para Carlos Zambrano y sencillamente ya no me sorprende absolutamente nada de esos mafiosos. Yo creo que dos le puso la FIFA y una los sonsos de aquí que hicieron una novela en las redes por el encontronazo con Almirón en Paraquay. Le pasaron la factura completita con IGV, detracción y renta. Y seguro que se la van a cargar al ‘León’, pero yo voy más allá. Les aseguro que el chalaco no sabía que codazo es mínimo tres partidos de sanción. Y eso porque nadie le explica con ‘manzanitas’ a los seleccionados que agresión verbal es tanto, patada por atrás tanto, foul del último hombre tanto. Y no salgan a decir que les han dado charlas porque he timbrado a varios y todos me han repetido lo mismo, que nada de nada. Al pelotero no se la hagas difícil. Dale una tabla de castigos, masticadito. No le entregues reglamentos ni otras ‘hueveras’. Sí, señores...

Qué se van a preocupar los de la Federación y los del área deportiva de ese tema si les llega altamente al cierre del pantalón. Qué le van a tomar importancia si cuando designaron al juez chileno Julio Bascuñán les preguntaron: ¿Está bien ese árbitro? Y no atinaron a nada. No se dieron cuenta de que ese ‘ladrón’ siempre ha sido cuestionado y es un incompetente. Tampoco que nuestro próximo rival era su país. Eso pasa cuando solo se piensa en plata, negocios y en vagancia. Mejor lo dejo ahí porque estoy volando. Así es...

Hay un run run que ‘Giselo’ anda en su mejor momento en el barrio ‘Villarreal’ de la ‘Capital de la amistad’. La responsable sería una blanquita que no supera los 30 años y es la prima de una amiga de su ex. Aunque no ha avanzado aún, ya está en plenos coqueteos y bastantes videollamadas. Nadie duda de que con su ‘floro’ de ‘encantador de serpientes’ va camino a ‘campeonar’. Y no va a ser...

‘Ven a mi casa’ es un personaje de aquellos. Recibe chimpunes mensuales y promociona la marca. Lo malo que es bien cara de palo, porque en la publicidad asegura que son ideales para pegarle al balón, cuando es recontra limitado, ‘picapiedra’. Recién hace cinco pataditas en el décimo intento. Plop...

Me voy, soy fuga.


TE PUEDE INTERESAR: