Para empezar a hacer ayuno intermitente, debes ir paso a paso. Puedes empezar con 8-12 horas sin consumir alimentos. (Foto: GEC)
Para empezar a hacer ayuno intermitente, debes ir paso a paso. Puedes empezar con 8-12 horas sin consumir alimentos. (Foto: GEC)

Seguramente has escuchado hablar del . Este término ha cobrado relevancia en la dieta de y ha despertado un especial interés tras una publicación de un estudio en The New England Journal of Medicine, realizado en humanos y animales. Esta investigación sugiere que el ayuno intermitente puede reducir la presión arterial, ayudar a perder peso y mejorar la longevidad.

TE PUEDE INTERESAR

Bloque HTML de muestra


¿Qué es el ayuno intermitente?

El ayuno intermitente no es dejar de comer, es distribuir tus comidas en un tiempo menor a lo largo del día. Los expertos recomiendan hasta 16 horas seguidas, si es posible. Según diversos estudios, el ayuno intermitente tiene numerosas ventajas para el organismo. Uno de ellos, realizado por la Universidad Johns Hopkins, en Estados Unidos, señala que esta práctica puede alargar la vida, ya que mejora la salud celular y desencadena una adaptación a periodos de escasez de alimentos que conocemos como flexibilidad metabólica.

Ventajas y desventajas

Según la nutricionista clínico-bariátrica , todo ayuno es válido siempre y cuando haya una buena tolerancia a él. “Un ayuno de 12 a 16 horas favorece el descanso digestivo, hormonal y enzimático; promueve la autofagia (reciclar, eliminar células defectuosas) y mejora la resistencia a la insulina. Indirectamente, ayuda a la pérdida de peso porque hay cetosis y utilizas tus reservas de grasa”, nos comenta. La desventaja –añade– es que mal llevado, puede hacerte perder masa muscular y ralentizar tu metabolismo.

Para empezar con el ayuno intermitente, se debe ir paso a paso. Puedes empezar con 8 a 12 horas e ir aumentando el rango de tiempo sin comer. Rossana Estacio recomienda siempre hidratarte con café, infusiones, algunas vitaminas (C) minerales (magnesio) y caldo de huesos.

Por otro lado, el nutricionista deportivo , indica que “hacer ayuno intermitente no garantiza bajar de peso. Puede ser que tengas 18 horas de ayuno y solo 6 de alimentación, pero en esas 6 comes más que tus necesidades nutricionales, por lo tanto no vas a bajar de peso”. Para él, el ayuno intermitente no es seguir una dieta, es un estilo de vida, el cual debe acomodarse a tus horarios laborales y actividades diarias.

“Si no haces ayuno, pero te mantienes en déficit calórico, tendrás los mismos resultados que alguien que no comió durante 18 o 20 horas. Y eso también puede afectar el estado emocional o psicológico”, apunta Ruiz.

¿No apto para veganos?

Antes de empezar cualquier tipo de modificación alimentaria es necesario hacer un chequeo bioquímico para revisar los niveles vitamínicos y la existencia de alteraciones metabólicas, y de composición corporal (masa grasa y muscular), de modo que se puedan hacer modificaciones de macro y micronutrientes en tu dieta.

Las personas veganas no deberían hacer ese tipo de intervenciones en la dieta, ya que su variedad alimentaria ya está restringida en cuanto a algunas vitaminas trascendentales para poder vivir.

Si el  menor va a seguir la dieta vegana de sus padres, esta debe estar acompañada de supervisión médica.
Si el menor va a seguir la dieta vegana de sus padres, esta debe estar acompañada de supervisión médica.

Por otro lado, señalan los especialistas que terapéuticamente, las personas con síntomas gastrointestinales, puntualmente intestino irritable, y con sobrepeso, presentan grandes beneficios con este tipo de ayunos. Estar varias horas sin alimentos en el intestino calma un poco la sintomatología de dolor abdominal e hinchazón, siendo un recurso utilizado por gastroenterólogos en el tratamiento de esta condición.

¿Y el ayuno prolongado?

Se considera ayuno prolongado a los que tienen una duración de 36 a 72 horas, es decir tres días. “No recomendaría un ayuno prolongado, salvo una vez al año quizás, y cuando existe un sobrepeso evidente y resistencia a la insulina. No está diseñado para personas con bajo peso”, nos dice Rossana Estacio.

Según especialistas, el ayuno prolongado constante puede derivar en enfermedades y daño neuronal. Además, en falta de concentración, mareos y fatiga, diabetes, gastritis y sobrepeso.

Importante: Para iniciar una dieta o un estilo de alimentación específico, te sugerimos consultar con un especialista que te ayudará a fijar metas objetivas y planificar modificaciones en la dieta y el estilo de vida. De esta manera conseguirás resultados progresivos y sostenibles en el largo plazo.

TE VA A INTERESAR