El uruguayo Mario Benedetti, autor de grandes libros como 'La tregua', 'Gracias por el fuego' y 'Primavera en una esquina rota'. (AFP)
El uruguayo Mario Benedetti, autor de grandes libros como 'La tregua', 'Gracias por el fuego' y 'Primavera en una esquina rota'. (AFP)

Este Búho tiene mucho que agradecerle a la Por ejemplo, abrió mi mente hacia la literatura. Yo era un cachimbo de solo 16 años, ansioso por descubrir el mundo, y tuve la suerte de conocer a estudiantes de ciclos avanzados.

TE VA A INTERESAR: EL BÚHO COMENTÓ LA SERIE DE DIEGO MARADONA EN AMAZÓN

Como a la guapa Emperatriz, a quien veía de la mano de un moreno, mayor y gordito. Me preguntaba cómo esa chica esbelta y buenamoza podía estar con ese tío. Cuando la conocí, gracias a mi amiga Ximena Salazar, sí, la hija de Sebastián Salazar Bondy, se lo pregunté y Emperatriz se mató de la risa.

‘Oye, chibolo, ese tío se llama Gregorio Martínez y es un gran escritor, te lo voy a presentar para que veas que es un gran hombre con chispa e inteligencia’. Emperatriz no solo era novia de ‘Goyo’ Martínez, autor de ‘Canto de sirena’, sino también vendedora estrella de libros de literatura. Ella te decía: ‘Toma, lee este libro, Kundera, Cortázar, Borges, después me pagas’.

"Payasos de Emergencia" regalan sonrisas a pacientes en hospitales de Lima
"Payasos de Emergencia" regalan sonrisas a pacientes en hospitales de Lima

Y la obra no era otra que ‘La tregua’. Ese librito de la editorial Sudamericana me impresionó y confieso que me lo devoré en una tarde solitaria, en el estadio de San Marcos.

‘LA TREGUA’ DE MARIO BENEDETTI

La historia es conmovedora. A Martín Santomé le faltan algunos meses para jubilarse y no sabe qué será de él, después de toda una vida triste y aburrida en la oficina. Quince años atrás había enviudado y crió a sus tres hijos. Los lectores asistimos a los pensamientos y sentimientos de Martín, a través de su diario íntimo.

TE VA A INTERESAR: VIOLENCIA EN LAS CALLES DEL PERÚ ¿TENEMOS MINISTRO DEL INTERIOR?

Allí describe a sus hijos. ‘Ninguno de mis hijos se parece a mí. En primer lugar todos tienen más energía que yo. Esteban es el más huraño. Todavía no sé a quién dirige ese resentimiento, pero lo cierto es que parece resentido. Creo que me tiene respeto, pero nunca se sabe.

Jaime es quizás mi preferido, aunque casi nunca pueda entenderme con él. Me parece sensible e inteligente, pero no me parece fundamentalmente honesto. Es evidente que hay una barrera entre él y yo. A veces creo que me odia, a veces creo que me admira. Blanca tiene por lo menos algo de común conmigo: también es una triste con vocación alegre’.

Pero el mundo de Martín se convulsiona -para bien- porque inicia una relación sentimental con una jovencita que tiene la misma edad que su hija Blanca: Laura Avellaneda. Para mal porque cuando consigue que su posesiva hija acepte a su joven pareja, Laura Avellaneda muere.

CONSOLIDÓ SU SITIAL EN EL OLIMPO DE LAS LETRAS

Benedetti, un reconocido poeta a nivel mundial, consolidó su sitial en el Olimpo de las letras castellanas con esta sencilla, pero exquisita novela. Tal vez algo inspirada en su propia historia personal, pues él es natural de Tacuarembó, Uruguay, trabajó quince años vendiendo libros y como oficinista contable hasta llegar a la gerencia.

Luego se dedicó no solo a la literatura, sino a la militancia política. Por esta razón tuvo que dejar su Montevideo querido, ante las amenazas de muerte de la entonces dictadura militar. Afincado en Buenos Aires, también recibió amenazas de los escuadrones de la muerte, en aquellos años convulsionados previos al golpe militar de Rafael Videla.

El Perú lo acogió. Francisco ‘Paco’ Moncloa, su amigo, le consiguió departamento y le dio trabajo en el diario ‘Expreso’. Lo hizo con la condición de que no opinara sobre la situación política del Perú. Pese a ello, su presencia alborotó a los militares más conservadores del régimen de Juan Velasco Alvarado y fue deportado.

Estuvo casado ¡60 años! con Luz López, su recordada esposa. ‘Todos los poemas de amor que escribo estaban dedicados a ella’, señaló. ‘Para estar total, completa, absolutamente enamorado, hay que tener plena conciencia de que uno también es querido, que uno también inspira amor’, manifestó.

El poeta tiene novelas clásicas, aparte de ‘La tregua’, escrita en 1960, que incluso fue llevada al cine y que este columnista vio hace muchos años en el inolvidable cine club del colegio Antonio Raimondi. ‘Gracias por el fuego’ (1965) y una alucinante novela en verso, ‘El cumpleaños de Juan Ángel’ (1971), destacan en un mar de producción narrativa, poética y ensayística.

Este Búho recomienda buscar un disco hermoso del cantautor catalán Joan Manuel Serrat: ‘El sur también existe’, basado en poemas del uruguayo. Porque como bien sabemos, la literatura es también música. Apago el televisor.

MÁS INFORMACIÓN: