Cuando este Búho escuchó de boca de la jueza Álvarez Camacho dictar 24 meses de prisión preventiva a Luis Castañeda Lossio, por la investigación que se le sigue tras recibir más de 500 mil dólares sucios de las constructoras Odebrecht y OAS, inmediatamente pensó en el periodista de investigación Daniel Yovera, que actualmente labora en ‘Cuarto Poder’. En el 2011, cuando integraba la Unidad de Investigación de Perú 21, destapó un escandaloso y millonario caso de corrupción en la Municipalidad de Lima. Ese caso es el peor ejemplo de hasta dónde puede llegar la impunidad en el país y los nefastos errores en el Poder Judicial. Fue el caso ‘Comunicore’. Castañeda utilizó todo su poder para querellar al diario y a su director, el fallecido Fritz Du Bois, y mandó al dueño de la empresa corrupta ‘Comunicore’ para que entable juicio a Yovera por ‘difamación agravada’. Ayer llamé a Yovera y le pregunté a boca de jarro: ‘Daniel, acaban de encarcelar a Castañeda Lossio. ¿Se tardó demasiado la justicia?’. ‘No me alegro porque son personas que tienen familia y no se desea la cárcel a nadie, pero el exalcalde debió ser condenado muchos años atrás. Sentenciaron a sus 15 gerentes y a él lo excluyeron increíblemente del proceso y todavía me mandó enjuiciar por leguleyos del dueño de esa empresa’. Efectivamente, este caso fue escandaloso y recuerdo que el mismo Daniel, una tarde, llegó a mi oficina para explicarme paso a paso la primera gran coima millonaria detectada en la Municipalidad de Lima.

LA DEUDA: Desde 1998, la municipalidad mantenía una deuda con la empresa de limpieza peruano-brasileña Relima. En el 2005, con Castañeda ya de alcalde, ‘se renegocia la deuda’ y la forma de cancelación. El municipio acepta pagar 35,9 millones de soles, pero por partes, en diez largos años y con bajos intereses. A simple vista parecía un gran negocio para la comuna.

LA ‘COMPRA’ DE LA DEUDA: Aquí comienza lo ‘extraño’. De la nada, aparece en escena otra empresa llamada ‘Comunicore’, que se contacta con ‘Relima’ y le ‘compra’ la deuda con la municipalidad en ¡¡14,6 millones de soles!! Pero lo que parecía un arreglo entre dos empresas privadas (los bancos y financieras también ‘compran deudas’ a terceros) se convirtió en un tremendo escándalo cuando ‘Comunicore’ logró que el municipio limeño le pague ¡¡los 35,9 millones de soles en solo tres días!!, echando por tierra los diez años con que el municipio le iba a pagar a Relima. Quien conoce cómo funcionan las entidades públicas los días festivos de Navidad y Año Nuevo, sabe que todo se paraliza en esas fechas. Sin embargo, ‘Comunicore’, increíblemente, logró que todos los engorrosos papeleos del pago de la deuda se hagan en ¡¡72 horas!! Entre Navidad y Año Nuevo del 2006 (3 de enero). ¿Qué empresa gana más de 21 millones en tres días?

EL ESCÁNDALO DE LOS ‘COBRADORES’: La venta desnudó su carácter fraudulento cuando pobladores de un asentamiento humano se aparecieron portando los cheques del pago municipal a ‘Comunicore’ y metían el dinero en bolsas de plástico. Estos ciudadanos, al ser interrogados, muertos de miedo confesaron que les pagaron ¡¡100 soles!! por retirar la plata y entregarla a sus ‘reclutadores’, los que pusieron el dinero en maletines y desaparecieron.

LA ‘MUERTE’ DE ‘COMUNICORE’: Otra ‘jugada’ que dejó al desnudo el negociado fue que a las semanas de que se cobró el dinero, Miguel Garro, ‘dueño’ de la empresa, primero cambia el directorio y luego ordena ‘desaparecer’ a la compañía en una notaría de Cerro de Pasco. La investigación periodística de Yovera lo llevó a ubicar a los responsables: un grupo de funcionarios de la comuna y el propio alcalde Castañeda. El burgomaestre no podía ignorar el pago de una deuda tan cuantiosa y, peor aún, si se pagaba al contado. Yovera llegó a una conclusión: el alcalde no solo sabía de la transacción, sino que este y sus principales gerentes habrían armado ese cascarón para embolsarse ¡¡más de 21 millones de soles!!

La investigación periodística también llevó a que la Primera Fiscalía Anticorrupción y la Contraloría investigaran el hecho. Pese a que la fiscalía determinó que la millonaria operación fue dolosa y perjudicó al municipio, la jueza Nelly Aranda abrió proceso penal a quince funcionarios y gerentes, pero increíblemente excluyo al ‘Mudo’. Sin embargo, de esta, al parecer no se salva.

Apago el televisor.