'Rocky' fue un éxito de taquilla.
'Rocky' fue un éxito de taquilla.

Este se sacude de la coyuntura política y social con libros, música y películas. Por eso, cuando hace un par de días leí en Trome que el actor norteamericano Sylvester Stallone subastaría los guantes que utilizó su emblemático personaje Rocky Balboa, no encontré mejor excusa para desempolvar mis viejos DVD y revivir la saga que lanzó al estrellato a Stallone en 1976, quien hasta entonces llevaba una vida deprimente, sin novedades, a la caza de una oportunidad que nunca llegaba.

También lee: Bono Yanapay 350 soles: cómo cobrarlo y todo lo que debes saber del subsidio económico

Participó en películas de las que hoy se avergüenza y en el colmo de su desesperación, antes de convertirse en uno de los actores de acción más importantes de Hollywood, fue protagonista de una película para adultos, por la que le pagaron no más de 200 dólares. Su vida estuvo marcada por la desdicha y la tragedia.

Cuando nació, una mala maniobra médica le ocasionó parálisis en una parte de su cara. Ahora ese defecto es su marca registrada y el sello de todos sus personajes. De su madre, Jackie Stallone, heredó ese afán por las cámaras y las luces. Ella fue bailarina, trapecista, boxeadora, azafata, peluquera, presentadora, astróloga e incluso lectora de traseros. Con la fama de su hijo, figureti y asistente asidua de los programas de chismes.

Hasta 1975, el joven Stallone era rechazado en cuantos castings se presentaba, sus condiciones para la actuación no eran sobresalientes o, al menos, no llamaban la atención de los directores de cine. Ese mismo año asistió a la pelea entre Muhammad Ali y un desconocido Chuck Wepner, quien le aguantó 15 rounds al más grande boxeador de la historia. Este encuentro pugilístico inspiró a Stallone, que esa misma noche escribió el guion de la película que lo lanzaría al estrellato: ‘Rocky’.

Lo ofreció a diversos directores y fue rechazado. Cuando al fin encontró a uno interesado, John G. Avildsen (dirigió también la trilogía de ‘Karate Kid’), este le pidió que no fuera él el protagonista, como lo deseaba Stallone. Ante su insistencia aceptó y comenzaron la filmación con un presupuesto ínfimo, sin muchas expectativas.

'Rocky' fue un éxito de taquilla.
'Rocky' fue un éxito de taquilla.

El filme cuenta la historia de Rocky Balboa, un boxeador aficionado, quien se gana la vida peleando en clubes clandestinos, además de trabajar como ‘apretón’ para mafiosos. Pobre, solitario, taciturno, rudo, con un futuro ruinoso, un día llega la oportunidad de su vida, cuando el campeón mundial de pesos pesados Apolo Creed (Carl Weathers) lo reta a una pelea. Apolo lo seleccionó después de que su principal rival lo cancelara por una lesión.

En su cabeza astuta, creyó que realizar la batalla con un desconocido, el mismo día de la independencia norteamericana, aumentaría sus créditos y las apuestas. Además, lo haría ver como un deportista generoso y humilde. Indeciso, pero angustiado por su pobreza, Rocky acepta el duelo. Lo prepara su viejo amigo Mickey (Burgess Meredith) y lo acompaña su bella novia Adrian (Talia Shire), y como fondo suena el memorable tema de Bill Conti, ‘Gonna fly now’.

El día de la pelea, Rocky aguanta 13 rounds y finalmente pierde por escasos puntos. La victoria de Creed es sospechosa, trama que daría pie a la segunda parte de la película, que finalmente tuvo 7 entregas más. La historia de ‘Rocky’, para muchos, es aleccionadora, pues es la aventura de un hombre perdedor que encuentra su oportunidad, no la desaprovecha y, a pesar de la derrota, alcanza la gloria. Casi la vida misma de Sylvester Stallone.

‘Rocky’, que fue rodada en un mes y tuvo un presupuesto miserable, recaudó 225 millones de dólares y ganó tres premios Oscar: mejor película, director y montaje. Además, Stallone fue nominado a mejor actor y, aunque no ganó la estatuilla, le valió para hacerse un nombre en la salvaje industria hollywoodense.

Luego vendrían una serie de películas más, como la conocidísima ‘Rambo’ (1982). Sin embargo, la vida del actor, como decía líneas arriba, estuvo marcada por la tragedia. 2012 fue el peor año de su vida tras la muerte de su hijo Sage, de 36 años. Un mes después fallecería su hermana menor, Toni D’Alto.

Hoy sus días transcurren detrás de las cámaras, con una fortuna incalculable. En su momento rechazó hacer el papel de ‘Terminator’ y ‘Batman’. Nuevamente ha saltado al ojo público tras anunciar la venta de esos icónicos guantes que utilizó Rocky en su pelea contra Creed. Para los especialistas en subastas, estarían valorizados en 20 mil dólares. Pero seguramente, para Stallone esos guantes valen su trayectoria entera.

Apago el televisor.

TAMBIÉN LEE: