Del saque somos carnecita... Se acabó la Copa Libertadores para los equipos peruanos. Terminó el martirio, la pesadilla, la vergüenza. Binacional es el equipo más goleado en la historia y Alianza Lima acabó con solo un punto, ósea no le ganó a nadie. Los dos recibieron tres millones de dólares por su participación y lo despilfarraron. El cuadro de Juliaca creyó que la altura bastaba para la competencia, nunca fichó jugadores de jerarquía y ser local en Lima terminó por aplastarlo en un grupo donde todos son campeones del torneo. Los blanquiazules creyeron que los Gómez, Ascues, Deza, Da Silva y Rubio bastaban para dar pelea. Botaron la plata con fichajes que son ‘pan con relleno y camote’. Encima, el ‘Comandante’ se llena la boca diciendo que le gusta el juego de su equipo. Por si acaso, le recuerdo que fracasó con Cristal en la Sudamericana 2018 y en Colo Colo también le pasó lo mismo. La firme que el hincha está harto de papelones. Dejan la imagen del fútbol peruano en la lona y aquí los culpables son directivos mediocres, empresarios ‘buitres’ y jugadores del montón. Solo para la joda son buenos. Así es...

Ver al Bayern Munich es un deleite para los ojos. Fútbol total, con velocidad y jugadores que son verdaderos atletas, profesionales. Una aplanadora con sus rivales. Así se juega el fútbol moderno. El francés Coman, con 24 años, es quizá el mejor extremo de la actualidad. Corre, marca, tiene técnica, intensidad y hace goles. Un verdadero Ferrari en la cancha. Goretzka es un volante de contención que combina la fuerza con el talento. Bayern es la muestra de cómo se debe fichar y no malgastar el dinero. Sumó a su plantel al lateral Pavard que la rompe y es uno de los mejores, en cambio Barcelona gastó millones en cinco laterales y ninguno le dio resultado. Los alemanes, para contratarte, te revisan hasta los callos del dedo chiquito y si te gusta la noche y el trago. No son como aquí, que llevan recomendados a los clubes que manejan para quedarse con una buena tajada. Ayayayay... Me voy, soy fuga.

TE PUEDE INTERESAR: