(Agencias)
(Agencias)

Del saque somos carnecita... La verdad es que el país más difícil de visitar en Eliminatorias siempre fue Chile. Por el entorno, por la gente y lo extradeportivo. Hasta los perros polícias se achoraban y se ponían la ‘Roja’. Hoy será diferente. En esta pandemia no existe localía. El que juega mejor o se equivoca menos, simplemente gana y punto. Solo hay que estar concentraditos desde que salimos del hotel. Basta de pegarla de ‘giles’ y ‘sanos’.

La fecha pasada Neymar nos ganó de pillo, de palomilla. Además de crack, es ‘rata’ en la cancha. Eso quiere decir que hay que estar atentos y aprovechar el mínimo detalle. Sí, señores...

La firme es que el equipo de Alexis Sánchez y Arturo Vidal es nuestro rival directo. Hay que estar metiditos, enfocados y pilas pilas. Yo sugiero que nadie prenda su celular hasta después del partido. A veces un comentario en las redes o web no es indiferente. Tampoco una inquietada de una moza. Así digas que no pasa ni mela.

Estos partidos motivan de una manera natural. No necesitas de encojonadas ni pastillas bonitas para salir como un toro. Ver a esa selección ‘face to face’ te genera algo especial, te enraza. No son más que nosotros. Ni menos. Ayayayay...

El árbitro y el VAR nos pintaron la cara contra el Scratch. Una vez se nos escapa la tortuga en el ascensor. Dos ya no puede ocurrir. Nos cobraron un penal inexistente, le abrieron la ceja a Trauco y el hijo de su mamá de Bascuñán manejó el partido a su antojo. Esto derivó en que Carlos Cáceda reclame y lo expulsen estando en el banco. Esa chamba es de los asistentes y colaboradores.

Hay 30 personas en el comando técnico que deben tener una lectura de los hechos. De adentro y alrededores del campo. Alguien que apriete al cuarto hombre cuando lo amerita. Que haga sentir que estamos ‘moscas’ ante cualquier irregularidad. Y no va a ser...

Gallese, sal sin miedo a cortar centros a la segura; Advíncula, déjalos como a la ‘Shey, Shey’; Abram, batutea a la gente; Araujo, es tu gran oportunidad, y Trauco, demuestra esa elegancia de invitar a restaurantes de Milano. Tapia, tú representas la rebeldía del Perú; Yotún, marca tu ritmo en la volante; Cuevita, si eres sinvergüenza para vestirte, cómo no vas a ser conchudo con la pelota; Flores, te cae de perilla el escenario vacío porque eres perfil bajo y haces tus cositas asolapadas.

Carrillo, te sobra calidad con los ojitos verdes, puro ‘toyito’, así que rómpela; Ruidíaz, por tus venas corre sangre de palomilla, de caminante, y encima ese verde es tu patio, donde saliste campeón con Sampaoli. Lapadula, uno para todos y todos para uno. Vamos Perú, carajo... Me voy, soy fuga.

TE PUEDE INTERESAR: