Perú fue local en cinco oportunidades ante Brasil por Eliminatorias. (Foto: Francisco Neyra / GEC)
Perú fue local en cinco oportunidades ante Brasil por Eliminatorias. (Foto: Francisco Neyra / GEC)

Del saque somos carnecita... La lógica no es dueña de la verdad. Tampoco las frías estadísticas. De los números que se encarguen las matemáticas, calculadoras y bancos. A mí no me vengan con favoritos, ‘cucos’ ni ‘monstruos’, carajo. El conchudo, ‘cara de palo’ y jugador con personalidad elige estos partidos para demostrar su calidad, su level, jerarquía. Es rico y un placer tener al frente a los mejores del mundo. Eres TÚ O YO. El Perú-Brasil comienza a las 7 de la noche y solo vale el resultado final. ¿El cómo? No me disgusta que para conseguir un punto o tres sea un partido aburrido, trabado, incómodo, sucio, al límite. Solo pido que el pasto del estadio Nacional termine amarillo. No hay que resignar nada y la franja debe acabar desmanchada de tanto sudor. Sí, señores...

Hay que guapear como en la final de la Copa América 2019. Aquella tarde estuve en el ‘Maracaná’ y me agarré pico a pico con varios ‘torcedores’ cuando metimos el 1-1. Estaba con una ‘batería brava’ del Callao y nos achoramos mal. Felizmente nos separaron. Íbamos a cobrar parejo, pero no porque seamos mancos, sino porque era un cuarto de tribuna que se nos venía encima. Me sentí orgulloso de ver a mis jugadores plantados ante un estadio lleno de polos auriverdes. Fue un 3-1 mentiroso porque en el minuto final nos cobraron un penal inexistente. Lo tomo como referencia porque es el último choque oficial. Los millones de euros, Champions, Europas League y Mundiales no cantan el himno ni corren en la cancha ni patean la pelota. Cada Eliminatoria es una historia distinta. Rexuxa...

Cómo quisiera que el ‘León’ Zambrano me preste solo por dos minutos su camiseta número 5, su short, sus medias y chimpunes 45. Daría la vida. Todo lo que tengo por dejarle el codito a Neymar y decirle: partidor, mal amigo, por reventarlo con balón y meterle un cocacho a Coutinho, por barrerlo con un carretillón al chistoso de Everton, por ir a la dividida con el ajustador de Casemiro y chocar en un córner con el ‘choclón’ de Thiago Silva. Raza, garra, temperamento y carácter es básico esta noche. En el buen sentido de la palabra, con inteligencia. Curuju...

Mucho ojito con el ’10′, con el que le quitó la novia a Maluma. Además de goleador es muy buen asistidor. Es un ‘diablo’ en espacio reducido y a velocidad. Hay que esperarlo escalonadamente para que cuando pase se tropiece con la cara del cantante colombiano. Le fastidia que lo rocen, se araña. Atentos a las diagonales de ‘Cou’ porque le pega con precisión con los dos pies. Firmino es cazador, oportunista, pero salta como canguro. Los marcadores Danilo y Lodi llegan a la línea. Hay que taponearlos. El de la Juventus es más flojito en la marca. No seamos sanos con Marquinhos que tiene buen juego aéreo en ataque y defensa. Sin querer queriendo te ‘tabea’. Douglas Luiz es un mixto con salida, pero no como Arthur. Recupera, toca y te aplica la ley. Solo tiene dos presentaciones con el Scratch. El arquero Weverton nunca ha salido del Brasileirao. O sea taco 5. Vamos, Perú en MODO PERRO. Todo es posible de la mano de Dios...

Me voy, soy fuga.

TE PUEDE INTERESAR: