Del saque somos carnecita... Por si acaso, ya empezaron a mover sus contactos las ‘Chicas realidad’, las ‘Turbo’, ‘Tombitas’ y hasta han reaparecido algunas ‘Novias de la selección’, todo con tal de colgarse del ‘Bambino de los Andes’ y chapar alguito porque la calle está dura. Desde ya le aviso al ‘Tigre’ que apenas llegue el delantero, lo chape del cuello y se meta una encerrona para que le hable ‘face to face’ cómo son las cosas en nuestro país. Que cierre la Videna y el hotel de concentración cinco cuadras a la redonda para que no aparezcan los ‘Zorros Chupes’ o los ‘Takes’ para tentarlo con algún material. Ah, y que los más seriecitos del grupo se la pinten clarita, porque al ‘9’ ya le salieron primas, sobrinas, tías y hasta amigos de infancia hablando de que lo conocen, han pichangueado juntos o hasta que lo bañaron cuando era un bebé. Guarda con el circo. Y no va ser...

Ahora que Lapadula ya puede recoger su DNI en el Reniec no nos pongamos exquisitos exigiéndole que cante el himno nacional a todo pulmón, baile marinera, coma cebiche con bastante ají o celebre con un polo de ‘Te amo Perú’. El cariño a la ‘Blanquirroja’ se demuestra con profesionalismo y entrega total. Que el delantero justifique su llamado con goles y sacándose la mela por el equipo. Es un peruano más y es parte del grupo. Lo demás son puras hueveras. Así es...

Repito, el atacante del Benevento no es Cristiano Ronaldo, Robert Lewandowski ni Zlatan Ibrahimovic. Pero sí es un buen delantero y será un gran aporte a la selección. Cinco años seguidos jugando en Italia no es para desmerecer. No hay que llenarlo de presión, porque no es un ‘salvador’. Que no le pase lo mismo que al ‘Chaval’ Benavente, la gente lo quería y pedía, y la ansiedad terminó jugándole en contra. Lo fuerte de la selección es el trabajo colectivo, todos marcan, todos la sudan. Por eso es que las camisetas con las que están jugando no tienen nombres en la espalda. Sí, señores...

Hay mucha preocupación en el mundo por la salud de Diego Armando Maradona. Para muchos, el mejor futbolista de todos los tiempos. El astro argentino tiene un coágulo en la cabeza y cualquier intervención en esa zona no es para tomarlo a la ligera. Ojalá que el entorno que de verdad lo quiere, lo ayude en su pronta recuperación y se alejen esos ‘chupamedias’ que solo están a su lado por el dinero que mueve el ‘Pelusa’. El ’10′ la ha librado varias veces, que esta vez no sea la excepción y tenga una ‘mano de Dios’ para su mejoría. Así es... Me voy, soy fuga.POR: EL BOMBARDERO

TE PUEDE INTERESAR: