Perú perdió 4-2 ante Brasil en el Estadio Nacional. (Photo by Daniel APUY / POOL / AFP)
Perú perdió 4-2 ante Brasil en el Estadio Nacional. (Photo by Daniel APUY / POOL / AFP)

Del saque somos carnecita... La verdad que no pude dormir el martes por la noche. Estaba tan zombie que vi ‘El Francotirador’ en Netflix, acabó la película y no me acuerdo de nada. Han pasado casi 48 horas y sigo con bronca, con la sangre que me revienta la cara. Lo puse en caliente ayer y me reafirmo hoy. Mi conclusión es que PERÚ LE GANÓ A PERÚ. Además de que el juez chileno inclinó la cancha y Brasil se la llevó de alivio sin merecerlo. Fue lejos el mejor partido de la selección al mando de Ricardo Gareca desde su llegada en el 2015. Lo digo por juego hasta los 83 minutos. Imaginé que podíamos guerrear, pero nunca de competir de tú a tú a una de las mejores selecciones del mundo. Pero como las derrotas no se aplauden, aquí les voy a detallar mis razones por las que nos quedamos sin nada. Sí, señores...

Básicamente he volado y renegado porque hemos cometido errores de principiantes, de novatos, de sanazos. No fueron tácticos, ni de desconcentración. Fueron fallas de giles. No entiendo cómo a Yotún se le ocurre jalar de la camiseta a Neymar dentro del área. El ‘partidor’ de Maluma estaba encimado y casi de espalda al arco. Se lo hizo al ‘actor’ y teatrero más grande del fútbol. Era cantado que nos iban a cobrar penal. Y para variar, Gallese sale en falso en un córner que nos cuesta el 2-2. Lo peor es que ve toda la trayectoria del balón y se queda en el camino. Fue fatal esa acción. Yo quiero que salve los mano a mano y que también salga bien a cortar y evite regalar goles. Nada más. Rexuxa...

Lo sucedido en el tercer tanto es de Ripley. Primero, a Advíncula y Carrillo se les escapa la tortuga. Son morochos, callejeros, enamoradores y con esos cuerpazos se dejan robar un balón en el aire. Tanto fierro y entrenamiento para quedar como unos postes. Lo más sencillo era tirarla al lateral y no pasaba ni mela. Luego en ese contragolpe vino el penal que solo vio ese chileno ratero. Lo pita Bascuñán, pero por orden de su jefe Neymar, quien nos ganó por pillo y nada más. Hasta ahora no hay una imagen que le dé la razón a este incompetente. No sabemos jugar con VAR. No armamos un escándalo. Alguien debió apretar al cuarto hombre, otro meterse a la cancha, los jugadores no parar de reclamar. Curuju...

Todos me preguntan: ¿Ahora cómo vas a defender a Zambrano? Su expulsión es producto de que se descontrola después de tremenda injusticia. Yo lo entiendo porque hay que vivirlo adentro y a cualquiera lo saca de sus casillas. Pero está claro que se equivocó porque es un profesional. Tuvo un partido impecable, se lo almorzó a Firmino, Coutinho y a todos los que pasaron por su lado y sin cometer una sola falta, pero en un segundo se acordó de todos esos tarados que pedían roja por el choque con Almirón en Asunción. Esas publicaciones en redes y medios hicieron que el VAR lo mate porque el de negro solo mostró la amarilla. Ayayayayayay...

Me queda una sensación de enojo por el resultado, pero de esperanza por lo demostrado. Si lo sostenemos, vamos a guerrear en cualquier cancha. Nosotros no nos basamos en la altura, en una fuerte temperatura, en la hinchada, ni en jugadores top. Hoy nuestra principal arma es el colectivo, porque somos un equipo que da pelea y que mentalmente se la cree, se agranda. Vamos Perú, carajo... Me voy, soy fuga.

TE PUEDE INTERESAR: