Pisa Pelota. El Bombardero te cuenta todo lo que otros callan. Los secretos del fútbol peruano y el mejor análisis de los partidos.
Pisa Pelota. El Bombardero te cuenta todo lo que otros callan. Los secretos del fútbol peruano y el mejor análisis de los partidos.

Del saque somos carnecita... “Bombardero, compadre, ¿cómo estás? Tú que eres ‘zapato roto’, te ganaste con la chapa de Jefferson a Concha. Lo llamó ‘Bebita’ en un ‘en vivo’”. Mi hermano Carlos Alberto Navarro me timbra temprano para comentar el y de paso soltarme su venenito.

MIRA: Hernán Barcos y su esposa regalan departamento a niñera de sus hijitos

La neta que hay bromas y bromas. En la interna te puedes vacilar y no hay problema. Pero ya en redes cualquier cosita despierta suspicacias. Ese apodo no le hace bien al muchacho. Les ha dado carne a los ‘podridos’.

Yo que el chibolo lo ‘parchaba’ en una. Así sea consagrado. Una cosa es la amistad, la joda y otra que sobrepase la confianza. Festejos, celebraciones, chacota, juerga, lo que sea, pero hay que ser atinados y tener tacto. Sí, señores...

ALIANZA NO CAMPEONABA CON EL RECOMENDADO DEL EMPRESARIO-COMENTARISTA

¿Se imaginan si el empresario-comentarista hubiera colocado a ‘Amelia’ en La Victoria? Les aseguro que no campeonaban. Quería meter a un entrenador que salió corrido del Perú y después arregló su roche, por eso ha vuelto a dirigir en el país.

Por su cercanía a la gente que pone la plata no le importa recomendar a malas personas ni paquetes ni requisitoriados. Pero eso no es nada.

El año pasado, en la televisión y radio le sacaba la mela al ‘Ratón’ y después tenía cara para ir a cobrarle su ‘cupo’ por meterlo en la rica Vicky. Si se demoraba, lo criticaba y sacaba la fulera públicamente. Qué feo...

‘Caras vemos, corazones no sabemos’, reza un refrán. Hay uno que fue narizón que es maletero al mango y la pega de buenito, carismático, buena onda, graciosito.

Es ‘patín’ al rojo con los jefes en el Rímac y con su lengua ‘mata’ a los profesores de las inferiores: ‘No chambean bien’, repite a cada rato. Dizque al finadito ‘Motta’ ya lo tenía cocinado, pero el más grande fulbitero del Perú falleció de coronavirus y ya no fue necesario rematarlo. Ayayayay...

Hay un ‘Oso’ que tiene apellido de urbanización que está ganadazo. El chico supo mover bien su guita y es constructor. Por eso anda en un ‘fierro’ de más de 40 mil cocos y se da el lujo de elegir dónde firmar. Eso sí, es bien duro porque prefiere lavar su caña antes de ir a un carwash. Tampoco, tampoco. Hay que darles vida a los más pobres... Me voy, soy fuga.

MÁS DE FÚTBOL PERUANO:

tags relacionadas