Del saque somos carnecita... Por siaca, no hay ‘partidor’ bueno o malo. Allí no hay debate ni polémica. Es como el blanco o negro. El sano o enfermo. Decente o corrupto. Trabajador o vago. Nada de medias tintas. Un causa se quiere ‘apiolar’ conmigo y rapidito lo ‘parcho’. Hay los ‘atropelladores’ que no respetan nada y los que esperan que acabes tu relación para luego atacar y ser los comprensivos y atentos. Los dos son las misma mela. Porque el segundo ya la miraba desde que era tu pareja. A casita no se lleva a nadie de mala entraña. Solo familia, amigos de verdad y, aun así, ‘pilas’. La carne es la mayor debilidad del hombre. Sí, señores...

Me pasan la voz que el ‘Comandante’ ya se se metió su pastillita de desahuevina con el ‘Cacharrero’. Lo ha volteado que anda más preocupado en las redes que en su profesión. Encima es full lesiones musculares. Y los conocedores saben que eso es producto del sobreesfuerzo. Esa ‘Turbo’ exige ‘desayuno’, ‘almuerzo’, ‘siesta’, ‘merienda’, ‘cena’ y la del ‘estribo’. El chico no ha escuchado a Carlos Salvador Bilardo, quien le aconsejaba a sus pupilos que no hagan nada: ’Échense y que la chamba la hagan ellas”. Iba hasta las casas de las esposas y novias. Así fue campeón y subcampeón del mundo con Argentina. Hasta en esos detalles se fijaba. Curuju...

El ‘Churrito’ es un caso de aquellos. No se presentó a dos entrenamientos vía Zoom, a pesar que eran domingos de toque de queda. Osea que hasta encerrado la hace linda. Ni siquiera se pudo levantar con legaña. Si no tienes Internet, conéctate por teléfono. La cosa es cuidar la chamba. El muchacho no supo explicar por qué no se agregó y el DT ya le hizo la cruz. Lo malo es que el grupo está roto porque hay algunos que lo apoyan y otros que no lo quieren ver ni en pintura. Lo raro es que se mantiene en el equipo con todos sus desarreglos. Alguien lo apadrina. Curuju...

Estoy contento después de ver una foto de mi tío Percy Rojas sonriente y optimista en una silla de ruedas. Su fortaleza ha permitido que poco a poco se recupere de un problema al corazón. El ‘Trucha’ recibió patadas de bravos, ‘maleantes’ y solo le hicieron cosquillas. Menos lo va a tumbar una enfermedad. No me queda duda que pronto estará caminando y luego corriendo por el Malecón de Miraflores. El running era su nuevo vacilón. La gente que lo aprecia y el pueblo que lo quiere sigue orando para tenerlo sanito. Un abrazo...

Me voy, soy fuga.

TE PUEDE INTERESAR: