Influencer puede ir a la cárcel por darle paleta de jabón con chocolate a indigentes
Influencer puede ir a la cárcel por darle paleta de jabón con chocolate a indigentes

Querer ganar más seguidores en llevó a Miltón Andrés Domínguez Anaya, conocido como Jay Tamy, a realizar una humillante ‘broma’ a un grupo de indigentes de la calle, a quienes les regaló una supuesta paleta de chocolate, que en realidad eran barras de jabón cubiertas por el dulce, desatando la indignación de todos sus seguidores y de las autoridades. El ‘influencer’ subió a su cuenta de YouTube el paso a paso de su ‘broma’ y ante el rechazo total de su video tuvo que borrarlo, pero por esta ‘ocurrencia’ podría ser condenado a 11 años de prisión.

El hecho se produjo en Cartagena, donde hay muchas personas sin hogar y viven de la caridad de la gente, por lo que este sujeto se aprovechó de esta necesidad para darles la paleta de jabón.

En el video que se viralizó en las redes sociales, se puede ver a uno de los indigentes comer la paleta con mucha alegría y agradecerle al youtuber, mientras este se burlaba de él.

Luego mostraba la molestia del hombre, quien le reclamaba por darle algo que no se podía comer.

La denuncia a su video llegó a oídos de las autoridades, quienes indicaron que Jay Tamy podría afrontar una pena de once años de cárcel por los delitos de contra la salud y en “afectación contra grupos sociales de especial protección”.

La Fiscalía de Colombia fue la que se pronunció al respecto y ya abrió la investigación en contra del influencer y todos los involucrados en la realización del video

“Con relación a hechos denunciados en redes sociales sobre influenciadores que habrían engañado a ancianos en Cartagena con paletas de jabón, #Fiscalía abrió investigación, a través de la Unidad de Reacción Inmediata, y adelanta actos urgentes para identificar a los implicados”, indica en su cuenta de Twitter.

NO DA LA CARA

Ante el repudio, Jay Tamy tuvo que retirar el video y eliminar sus cuentas en las redes sociales, mientras que su apoderado señaló a través de un comunicado que este se encuentra arrepentido.

“Sus acciones han estado enmarcadas en la intencionalidad humorística y, de ninguna manera, ha querido afectar a ninguna persona con sus acciones… A partir de lo ocurrido, Domínguez Anaya entendió que existe una estrecha línea entre lo que puede ser percibido una broma y aquello que puede ser percibido como una acción que atente contra las personas”.


TE PUEDE INTERESAR: