El flan es un postre clásico, frío y cremoso que puedes preparar en casa sin ser un experto en la cocina. (Foto: Pexels)
El flan es un postre clásico, frío y cremoso que puedes preparar en casa sin ser un experto en la cocina. (Foto: Pexels)

El flan es uno de los más aclamados a nivel mundial. Su consistencia cremosa y la combinación con el caramelo han conquistado el paladar de millones en países como España, Estados Unidos o México. Conocido como flan napolitano, tiene origen europeo y hacer uno de buena calidad es muy sencillo; sin embargo, a la hora de la verdad, no todos tienen éxito.

MIRA: 5 errores que muchos cometen al preparar brownies caseros

Hacer este dulce consiste en mezclar los ingredientes y luego ponerlos en un molde, pero esta preparación también incluye ciertos detalles que no se pueden pasar por alto. Es aquí donde entran a tallar los trucos de cocina para no cometer errores y que el flan salga cortado, sin cuajar o con sabor a quemado. Aquí te detallamos lo que NO debes hacer durante la receta.

1. Elegir mal el azúcar para el caramelo

El primer paso de la es hacer el caramelo, pero no siempre es una tarea sencilla al trabajar a altas temperaturas, lo que puede hacer que se queme rápidamente. Para esta tarea es importante usar azúcar blanca, nunca azúcar rubia, porque se quema con más facilidad y podría quedar amargo.

Otro error es agregarle agua o mover el caramelo mientras está en un sartén, lo cual solo hará que se cristalice y no quede líquido. Por eso hay que dejarlo a fuego bajo y tener mucha paciencia, ir ladeando ligeramente el recipiente hasta que se cocine parejo.

Una vez listo el caramelo, apagar el fuego y, con cuidado, verter el líquido en el fondo del molde y moverlo con las manos para que se pueda esparcir por todo el fondo. Nunca usar una cuchara para hacerlo.

2. Abusar de las claras

Respetar el equilibrio de los ingredientes es clave para el éxito. Si la receta dice dos yemas y dos huevos enteros, así debe ser. El exceso de claras genera una textura gomosa en el flan.

3. Batir demasiado

Los flanes no tienen que quedar sobre batidos y si bates en exceso los huevos, el postre tendrá una consistencia demasiado esponjosa, parecida a la del huevo cocido.

Si vas a usar la licuadora para la mezcla, procura no hacerlo por muchos minutos sino se creará burbujas de aire que luego dejarán marcas en los bordes del flan.

4. Aromatizar el flan al caramelizar

Si queremos ponerle un poco de vainilla o limón, estos nunca deben colocarse en el momento de caramelizar el azúcar, porque la temperatura alta los puede quemar. Tampoco deben ir cuando se bate los huevos y el azúcar. Lo ideal es infusionarlos con la leche, es decir, hay que hervirla poniendo una vaina de vainilla o canela y limón.

5. Elegir mal el tipo de leche

Si se utiliza leche condensada, esto hará que el flan quede muy dulce y la leche evaporada puede ser una opción, pero lo mejor es usar leche fresca.

6. Cocción sin baño maría

La parte más importante del flan es la cocción. No se trata solo de meter el flan al horno sino que, al tener huevos, necesita una cocción con humedad y esa se la aporta el baño maría. Con esto aportamos suavidad, cremosidad, el caramelo quedará líquido y se podrá desmoldar fácilmente.

Para cocer el postre hay que tapar el molde con papel aluminio, colocarlo en una bandeja para horno con borde, agregar agua hasta cubrir la mitad del molde y hornearlo a una temperatura baja.

7. Desmoldarlo antes de tiempo

Una vez el flan esté listo, hay que dejarlo enfriar por completo en el molde, luego llevarlo a la nevera por al menos cuatro horas o una noche y, al día siguiente recién desmoldarlo. Esto se debe a que el frío es el mejor aliado de este postre y ayudará a que termine de quedar compacto.

¿Cómo preparar flan casero?

Ingredientes:

  • 125 gramos de azúcar
  • 70 gramos de azúcar para el caramelo
  • 1/2 litro de leche
  • 2 ramas de canela
  • 4 huevos

Preparación:

  1. Pon una cazuela al fuego con el azúcar y unas gotas de agua y cuece lentamente sin dejar de remover hasta conseguir un caramelo de color dorado.
  2. Vierte el caramelo en el fondo de unos moldes.
  3. Calienta la leche en un cazo con las ramas de canela.
  4. Bate los huevo con el azúcar e incorpóralos a la leche caliente. Bate un poco más y cuela. Vierte en los moldes con el caramelo.
  5. Pon en una bandeja de horno y añade agua al recipiente hasta la mitad de los moldes. Pon a cocer al horno al baño maría a temperatura suave. Cocina cerca de 30 minutos.
  6. Retira del horno y desmolda los flanes cuando estén fríos.

FICHA:

Dificultad: fácil

Tiempo: 45 minutos

Porciones: 4

Calorías: 146

VIDEO RECOMENDADO

¿Es bueno o malo comer fruta como postre?

¿Es bueno o malo comer fruta como postre?
Algunas personas no pueden consumir frutas junto con las comidas principales por una posible indigestión.


TE PUEDE INTERESAR