Luego de despedirse de Al Fondo Hay Sitio, el actor Sergio Galliani no puede tener la agenda más repleta. Graba la película Django 2, lidera una escuela de actuación, conduce el programa de Televisión , dirige la obra de teatro 'Pareja moderna' y ademas, fomenta la lectura a través de su programa 'Buscadores de libros'.

Esas son las ocupaciones del actor. El padre Sergio Galliani disfruta de su hijo Nicola, su fuente de amor y también de preocupación, y quien lo ha llevado a ver la vida desde "lo importante".

A sus 50 años, estas son sus reflexiones con sabor a 'Día del Padre' al lado de su esposa, la actriz .

Ustedes son una pareja con marcada diferencia de edad que ha consolidado un matrimonio, ¿cuántos años juntos?
Connie: Siete años. Hemos crecido bastante y, por suerte, jamás hemos tenido una gran pelea.

¿En qué momento llega Nicola a sus vidas?
Sergio: En el mejor momento, porque ya lo habíamos planificado.

Sergio, ¿creías que te salía otra vez una mujercita?
Después de cuatro hijas, ya estaba pensando que iba a salir nuevamente una mujercita.

Estabas resignado...
Sergio: (Piensa) Un día me llamó la doctora para decirme “es hombrecito, felicitaciones”. Pucha, empecé a proyectarme sobre cómo será.

¿Y es lo que esperabas?
Sergio: Desde la primera vez que lo vi, Nicola ha sido más de lo que podía imaginar. Recuerdo que me agarró el dedo muy fuerte cuando estaba medio dormido.

¿No te agarró cansado?
Sergio: Al contrario, Nicola me ha revitalizado. A mi edad, si alguien es más personalista, eso es señal de que no ha madurado. Con él empecé a estar más pendiente de ellos que de mí.

Connie, ¿Sergio era de los que cambiaba los pañales?
Sergio: ¡Yo le enseñé!
Connie: Al comienzo, sí. Luego se relajó (sonríe).
Sergio: Bañé primero a Nicola y nos dábamos la posta. Cuando yo llegaba de trabajar, ella recién podía dormir y me quedaba despierto con él.

¿Nicola tiene cualidades histriónicas viniendo de padres actores?
Connie: Sí, es muy expresivo y le gusta bailar.
Sergio: Pero nos gustaría que él mismo descubra sus habilidades.

¿Qué valores o enseñanzas de vida les gustaría impregnarle en la mente?
Sergio: Que sea el reflejo de su familia. Él ve que somos consentidores y, a la vez, disciplinados.

¿Cómo describes a Sergio en su rol de padre?
Connie: Es dedicado, preocupado y tiene autoridad.

¿Qué te sorprendió de él en esta faceta?

Connie: Que nunca se ha quejado. Él es un papá feliz cuando se queda con su hijo. Es verdad que trabaja un montón, pero cuando está en casa, su presencia se siente.

Hay quienes dicen que es mejor tener a los hijos cuando se es joven.
Connie: No hay una fórmula, a cada uno le transforma la vida de diferente manera. Lo más importante es tener paz en la vida y para eso no hay edad.
Sergio: Si un hombre es buen padre, lo será a los 25 o a los 50. La paternidad es una condición de entregar.

¿Cómo se lleva Nicola con tus hijas?
Sergio: Lo quieren y juegan mucho con él.

¿Ya les hacen la pregunta ‘para cuándo el segundo bebé’?
Connie: Todo el tiempo, pero todavía no hay respuesta.
Sergio: Me gustaría, aunque estamos con proyectos y varias unidades de negocio. Por ejemplo, estamos con la obra ‘Pareja moderna’, en el Teatro Plaza Norte, donde dirijo a Connie y Juanjo Espinoza.

¿Algunas recomendaciones para los papás lectores de Trome?
Sergio: Que desarrollen el criterio en sus niños para que puedan desenvolverse solos.
Connie: Que no se estresen tanto por formar niños competitivos, sino más bien felices y con autoestima.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por , , y puedes suscribirte a nuestro newsletter.

No te pierdas