El 70% de los adultos entre 30 y 59 años sufre de sobrepeso y obesidad, según los reportes del Instituto Nacional de Salud (INS).
El 70% de los adultos entre 30 y 59 años sufre de sobrepeso y obesidad, según los reportes del Instituto Nacional de Salud (INS).

Cuando el IMC de una persona se encuentra entre los 18 y 25 se puede decir que su estado es saludable; sin embargo, cuando estos niveles se encuentran entre 26 y 30 estamos hablando de sobrepeso. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta alteración física se define es como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial.

Denisse Champin, decana de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Tecnológica del Perú (UTP), explica que “algunas enfermedades osteoarticulares (osteoartrosis) se acentúan con el sobrepeso y las articulaciones que cargan el peso del cuerpo son las rodillas y la cadera poniendo en riesgo alguna fractura”.

En este sentido, la especialista brinda las siguientes recomendaciones para prevenir el sobrepeso:

Realizar actividad física

Por lo general, se necesitan más de 150 minutos a la semana para lograr cualquier pérdida de peso. El ejercicio puede ser, incluso, más útil para el mantenimiento que para la inducción de la pérdida de peso. En el caso de adultos con obesidad, se recomienda el ejercicio de intensidad moderada.

Mantener una alimentación saludable

Esto no significa quedarse con hambre, se debe tener cinco comidas al día, lo que permite activar el metabolismo. Es importante aprender a comer saludable y se recomienda la asesoría con un nutricionista experto en alimentación saludable.

Evitar alimentos procesados y con azúcares agregados

Este tipo de productos aporta calorías, pero no nutrientes y contribuyen a la ganancia de peso. Una manera de controlar el consumo de los mismos es comprobar cuál es su contenido en las etiquetas.

Cuidar la salud mental

Algunos de los factores de riesgo de sobrepeso son la depresión, ciertos trastornos de la alimentación y ciertas afecciones psiquiátricas. Por ello, es importante mantener una buena salud mental y acudir a un especialista en la materia cuando sea necesario.

TENGA EN CUENTA

Un IMC a partir de 30, se considera obesidad. Esta última se divide en leve (IMC de 30 a 34,9), moderada (IMC de 35-39,9), grave (IMC ≥ 40) y súper obesidad (IMC ≥ 50).

TE PUEDE INTERESAR