Elige un buen seguro de salud privado.
Elige un buen seguro de salud privado.

Debido a la crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus, miles de peruanos han optado por acceder a un seguro de salud privado; sin embargo, aún existe un alto porcentaje de ciudadanos que consideran que puede ser inaccesible debido a los altos costos.

Es por ello que llega al Perú una plataforma gratuita que permite comparar, cotizar y solicitar planes de EPS para personas y empresas, llamada QuePlan.pe. El objetivo de esta plataforma es entregar una serie de recomendaciones personalizadas según el sexo, edad y ciudad de residencia. Además, brinda una variedad de planes de salud integral desde 65 soles y planes oncológicos desde 14 soles.

Ante esto, los especialistas de esta plataforma te recomiendan seis puntos claves para escoger un seguro de salud privado de acuerdo a todas las necesidades.

1. ASIGNA UN PRESUPUESTO: Antes de cotizar un seguro de salud privado, define un presupuesto para invertir en ti o en tu familia. Un porcentaje de tu salario mensual puede ser asignado para el pago de un seguro de salud conforme a tus posibilidades.

2. DIFERENCIA LOS SEGUROS PRIVADOS SEGÚN SUS PLANES: Actualmente, cuentas con tres alternativas para escoger. Por ejemplo, el Plan Integral te protege por completo en gastos ambulatorios y hospitalarios. Las EPS pueden ser adquiridas por empresas para sus trabajadores o por personas naturales, lo cual complementa a la cobertura de EsSalud. En cuanto a los Planes Clínicos, estos entregan atención hospitalaria y ambulatoria en la clínica que elijas.

3. VERIFICA LA COBERTURA: Previo a contratar un seguro médico es importante conocer qué ámbitos de atención cubren; es decir, si incluyen servicios de urgencia o emergencia, atención ambulatoria, cobertura nacional, entre otros. Este puede cubrir desde el 80% según la atención de la especialidad en consulta, exámenes y análisis médicos.

4. LAS CLÍNICAS AFILIADAS: Verificar qué clínicas forman parte del plan escogido y que se encuentren cerca a tus lugares frecuentes. Por ejemplo, casa, trabajo, universidad, entre otros. También revisa si el plan cuenta con atención en clínicas a nivel nacional.

5. REVISAR LAS RESTRICCIONES: Antes de contratar un seguro es importante saber cuáles son las restricciones de las aseguradoras respecto a ámbitos de cobertura y tope de edad según cada plan.

6. BENEFICIOS A LARGO PLAZO: Invertir en un seguro es un ahorro a largo plazo, puesto que puedes realizarte chequeos anuales de manera gratuita y sobre todo están a tu alcance en cualquier emergencia médica.