Recuerda que la mayoría de casos de acoso escolar terminan en intentos de suicidio. ¡Abre los ojos!
Recuerda que la mayoría de casos de acoso escolar terminan en intentos de suicidio. ¡Abre los ojos!

En las últimas semanas hemos visto desgarradoras noticias sobre accidentes de niños que son víctimas de bullying o acoso escolar. Y lamentablemente, esta

MIRA ESTO | Padre de niña que cayó del cuarto piso de Saco Oliveros reaparece indignado: “Profesora se tomó fotos en hospital”

Por eso es muy importante que los padres estén cada vez más atentos al comportamiento de sus hijos, ya que por vergüenza o miedo, ellos jamás les dirán que sufren de este tipo de violencia psicológica (y hasta física).

“Los niños o adolescentes tienen que saber que pueden expresar sus emociones y problemas a sus padres, hermanos o familiares. Nunca serán suficientes las veces que les digan que su familia siempre los apoyará. Además, es clave la comunicación efectiva y estar atento al mínimo cambio de comportamiento. Solo así se darán cuenta de que algo está pasando”, comenta la psicóloga Eimy Valderrama.

Muchos niños y jóvenes toman de punto a sus compañeros y los molestan por su condición física, ya sea talla o peso, características de su cuerpo, color de piel, condición social, rendimiento académico, o situación familiar.

Si los casos de bullying son detectados a tiempo, pueden evitarse muchas heridas emocionales y físicas. Recuerda que la mayoría de casos de acoso escolar terminan en intentos de suicidio. Por eso es sumamente importante que profesores y padres de familia trabajen en conjunto y no sean cómplices.

La especialista detalla algunas conductas que podrían evidenciar un caso de bullying o acoso:

1. No quiere ir al colegio

Inventará mil excusas para no ir a a escuela y estos episodios serán más frecuentes con el paso del tiempo. Asimismo, se pondrá nervioso y mal humorado en las mañanas, justo a la hora de alistarse para ir al colegio.

2. Poco a poco se irá aislando

Pasará más horas encerrado en su cuarto, ya no querrá ir a fiestas ni reunirse con amigos. Le cuesta hablar con las personas, incluso con familiares.

MIRA ESTO | Cuál es la enfermedad que padece Magdyel Ugaz, la actriz de Teresita en “Al fondo hay sitio”

3. Puede sufrir ataques de ira

Se volverá irritable y agresivo con facilidad. Cosas sencillas y casi sin importancia lo incomodarán y perderá el control de sus emociones. Puede ser que también tenga crisis de llanto sin razón aparente. Recuerda que está sufriendo por dentro y tiene que exteriorizar sus emociones como sea.

4. Calificaciones muy bajas

Hay cambios significativos en su rendimiento escolar. Y es que ya nada le interesa, mucho menos ser buen alumno.

DATITO

Los niños que hacen bullying sufren igual que sus víctimas. Y es que la mayoría viene de hogares disfuncionales y por lo general han sufrido violencia física y psicológica. Entonces necesitan descargar su rabia e ira con los más frágiles.

TE VA A INTERESAR: