En verano siempre surge una contradicción: queremos utilizar , sin tantas capas de cosméticos encima, pero a la vez queremos alcanzar un efecto bronceado, propio de la estación.

José Antonio Rivera, maquillador de , te ayuda a conseguir ambas cosas en solo cuatro pasos.

PASO 1. PIEL.
Aplícate base líquida en todo el rostro y échate corrector en barra sobre las ojeras. Luego, con una brocha, colócate polvo compacto con efecto bronceado o también este producto, pero en un tono más oscuro al de tu piel. Tu cutis quedará libre de imperfecciones.


PASO 2. OJOS. Con delineador negro, traza una línea sobre la base de las pestañas superiores. A continuación, rellena los párpados con sombras en tonos tierra y dorado que son iridiscentes. Es decir, que resaltan con la luz del ambiente y matizan el efecto bronceado de tus mejillas. Finaliza este paso echándote máscara de pestañas.


PASO 3. LABIOS. La tendencia este verano 2017 es usar labiales mate y los tonos más sugeridos son los nude y fucsia. Aplícate este cosmético desde el centro de los labios hacia afuera, rellenando todos los espacios de la boca.


PASO 4. MEJILLAS. No es que volvamos al paso 1, simplemente que para finalizar el maquillaje de verano es necesario que coloques pequeños toques de iluminador sobre zonas claves de tu rostro: el puente de la nariz, mentón, sobre las cejas y corazón de cupido (arriba del labio superior). Este producto le dará la luz necesaria a tu rostro.


TIPS
* El especialista recomienda buscar siempre cosméticos a prueba de agua y resistentes al sudor.


* Al finalizar los cuatro pasos, rocía agua mineral en spray sobre tu rostro. Tu maquillaje durará más tiempo.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por , , y puedes suscribirte aquí a nuestro .

No te pierdas