Si el mejor plan que tienes para este largo es quedarte en casa con tus hijos, entonces organízalo y aprovéchalo al máximo, tal como lo harías si tuviesen que salir del hogar.

Un programa de actividades definido te permitirá por fin acercarte a tus retoños este feriado, sobre todo si en días de semana estás agobiado por las responsabilidades del trabajo. 

Inviten a ese pariente favorito de la familia. Pregúntate qué tía o primo recibe la admiración de tus hijos o se entusiasman con su presencia y recíbelo en casa. Ese pariente puede contarles valiosas anécdotas a tus hijos.

Paseen en bicicleta por las calles aledañas al hogar. Tanto adultos como niños disfrutan de un paseo sobre ruedas. Diseñen una ruta por los lugares más bonitos del distrito. Será un día lleno de energía.

Cocinen juntos. Escoge una receta diferente y aprende con tus pequeños a prepararla. Todos deben esmerarse.

Visiten el parque más grande de su distrito. En una época donde la tecnología ya acaparó la atención de los chicos, ir al campo para jugar les ayudará a evaluar otras alternativas de distracción.

Organicen un karaoke. Escucha con atención esas canciones que quizá les enseñaron en el colegio y si es posible, grábalos mientras ponen a prueba su talento. Con los años, esos recuerdos cobrarán valor.

No te pierdas