No estás obligado a regresar con ella, pero sí a cumplir con tus obligaciones de futuro padre. ¡Recuérdalo! Foto: Getty Images.
No estás obligado a regresar con ella, pero sí a cumplir con tus obligaciones de futuro padre. ¡Recuérdalo! Foto: Getty Images.

Decidiste ponerle Surgen miles de sentimientos y dudas, siendo la más frecuente: ¿Tengo que regresar con ella? Cuando en realidad la pregunta debería ser ‘¿Cómo ser un padre presente si estoy separado de la madre?’.

MIRA ESTO | Halloween: Visita el cementerio Presbítero Maestro, conoce el tour y los precios

Un bebé en camino no es sinónimo de ataduras. La relación de padres es para toda la vida, mas no la de pareja. Lo más importante es que asumas tu responsabilidad y no te desentiendas.

“La idea es que sean papás presentes, pero poniendo los límites de la separación. Muchos creen que un hijo salvará la relación porque trae nuevos aires u oportunidades de cambiar, pero es totalmente falso. Al contrario, la llegada de un bebé, en medio de un ambiente conflictivo y en la cuerda floja, solo aflora sentimientos guardados”, comenta la psicóloga Juliana Sequera.

“Si decidieron terminar, no hay por qué sentirse culpables y verse obligados a regresar. Eso sí, asegúrate de cumplir con todas tus obligaciones”, sostiene la doctora.

La especialista detalla tres consejos que te ayudarán a esclarecer tus dudas:

1. SI HAY DUDAS, TOMEN TERAPIA

Recuerda por qué terminó la relación. ¿Fue una decisión apresurada? Si no estás seguro de la respuesta, lo mejor es que tomen terapia.

MIRA ESTO | Día Mundial del Ahorro: Trucos para enseñarle a “guardar” ese dinerito a su hijo

2. LÍMITES PARA VIVIR EN ARMONÍA

Establece límites realistas con tu ‘ex’ para evitar confusiones. Tienes derechos y deberes como papá, pero aborda el tema con paciencia.

3. SEPARADOS Y FELICES

Es mejor que sean papás separados y amigos, a que estén juntos y terminen odiándose. Una relación conflictiva no le hace bien a la mamá ni al bebé.

DATITO

Un embarazo inesperado genera muchos temores y angustias, peor aún si se da cuando la relación estaba por terminar. Ten mucha empatía y paciencia.

Recuerda que si tú la estás pasando mal, la mamá (por las hormonas y emociones encontradas) la está pasando peor.

TE VA A INTERESAR: