Los huevos revueltos se pueden acompañar de pan, tostadas o ensalada. (Foto: aedrozda / Pixabay)
Los huevos revueltos se pueden acompañar de pan, tostadas o ensalada. (Foto: aedrozda / Pixabay)

El es un alimento indispensable gracias a su aporte de proteína. Hay quienes prefieren comerlo frito, como o también revuelto ya sea para el desayuno, brunch o durante la cena. Para disfrutar de esta versión de una manera más saludable, aquí te traemos un que te permitirá hacerlo usando solo agua y sin sartén.

MÁS INFORMACIÓN: Cuánto tiempo se debe guardar un huevo duro en la nevera

Este sorprendente método llega desde ‘Directo al paladar’ donde una opción sin grasas bajo la receta del chef estadounidense Daniel Patterson, autor del libro ‘The art of flavour’.

La técnica nació de una experimentación en la cocina donde se dejó de lado la sartén de hierro a la hora del desayuno y se le dio la bienvenida al agua hirviendo. Aquí te dejamos el truco y el paso a paso para lograrlo.

Ingredientes:

  • 4 huevos frescos
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra molida (opcional)

Preparación:

  1. Poner una olla con abundante agua a calentar a potencia media.
  2. En un recipiente cascar los huevos, romper la yema con un tenedor, salpimentar y revolverlos sin batir en exceso, así se evita que entre mucho aire.
  3. Cuando el agua empiece a hervir, añadir un par de pizcas de sal y remover el agua en espiral con una cuchara grande para formar un remolino.
  4. Echar los huevos batidos en el centro, tapar y contar 20 segundos.
  5. Apagar el fuego, destapar y escurrir los huevos cuajados sobre un colador de malla fina o sacarlos con una espumadera.
  6. Dar unos golpecitos para sacar el exceso de agua o pasar por papel de cocina absorbente.
  7. Servir de inmediato.

En Estados Unidos se disfrutan de los huevos revueltos a la hora del desayuno o brunch, pero también se pueden servir para un almuerzo ligero o en la cena con una ensalada, tostadas, guarnición de verduras o salsa de tomate casera. Hay quienes prefieren agregarle queso parmesano, pimienta recién molida o algunas hierbas frescas.