No es por azar que los requieren de un desmaquillado especial. La piel de los párpados es extremadamente fina, más que la del resto del cutis y, al disponer de muy pocas glándulas sebáceas, es muy delicada.

Aplicación
Deposite un poco de desmaquillador, dibujando el contorno del ojo. Masajee con suavidad y frote las pestañas. Si es un producto líquido, utilice un algodón específico de que no desprenda fibras.

Párpados
Retire el del párpado con un papel tissue, arrastrándolo con cuidado desde el interior del ojo hasta el exterior. Haga la misma operación en la zona de los párpados inferiores.


Pestañas

Envuelva el dedo índice con un tissue y páselo por las pestañas superiores e inferiores para eliminar cualquier rastro de maquillaje. Repita el procedimiento si se utilizó rímel de larga duración (que se resisten al desmaquillado).


Secado
Tras comprobar que se han eliminado los restos de maquillaje y producto desmaquillador, puede secar la piel de la zona ocular con un tissue limpio.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por , , y puedes suscribirte a nuestro newsletter.

tags relacionadas

No te pierdas