¿Has notado que, que al hacerte un leve pellizco la piel demora en retornar a su estado normal o que el contorno de tus uñas y cutículas están duras y blanquecinas? Estos signos evidencian la sequedad de tus manos.

La dermatista Martina Gómez señala que la radiación UV, el uso de detergentes, jabones y lejías sin guantes, la edad, los cambios hormonales, el nerviosismo y la alimentación deficiente hacen que nuestras .

¿QUÉ HACER?

La especialista recomienda lo siguiente:

Exfoliación.
Mezcla un poco de avena con agua y unta esta pasta en tus manos haciendo suaves masajes. Espera cinco minutos y enjuaga. Finaliza echándote aceite de coco o palta. Hazlo una vez a la semana, de preferencia antes de dormir.

Hidratación.
Usa todos los días (mañana y noche) una crema especialmente para manos (no corporal ni para rostro). Fíjate que entre sus componentes tenga urea, escualeno y acuasol, estos ayudarán a la conservación de la piel.

Alimentación.
Incluye en tu dieta ácidos grasos esenciales (pescados azules como el bonito, caballa, jurel, atún), frutas y verduras.

Sabías que: Una crema casera muy efectiva sale mezclando aloe vera con unas gotas de aceite de rosa mosqueta. Úsala por las noches.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por , , y puedes suscribirte a nuestro newsletter.

tags relacionadas

No te pierdas