Si sufres de dolores de cabeza de forma constante, lo primero que debes revisar es tu dieta. El nutriólogo Gerardo Bouroncle informa de tres grupos de que, en diferentes intensidades, influyen directamente en las cefaleas.

1. Los alimentos salados. La comida china, chatarra y los productos envasados con altas dosis de sal propician la retención de líquidos y que el volumen de la sangre en la cabeza aumente, dilatando los vasos sanguíneos e intensificando las jaquecas.

2. La grasa animal. La carne de cerdo, los pellejos, los embutidos e incluso los quesos fundidos elevan la tiramina, un aminoácido que obstruye las arterias y exige un mayor trabajo de los vasos sanguíneos.

3. Las bebidas alcohólicas. Deshidratan y hacen que en el cuerpo solo queden minerales, el sodio principalmente que -como ya se mencionó- desequilibra el sistema vascular.

CONSEJOS

En estos casos, Bouroncle recomienda priorizar el consumo de agua y a su vez, los alimentos diuréticos (piña, papaya, melón, chicha morada, champiñones) que disminuyen la presión en el cerebro, logrando una armonía nutricional.

tags relacionadas

No te pierdas