En épocas en las que hablamos de #Perúpaísdevioladores, la periodista opina con firmeza sobre la violencia de género. Según dice, el tema no le es ajeno ya que es conductora del dominical 'Día D' donde más de un caso de agresión se ha expuesto y antes que eso, es mujer.

El país parece una olla a presión debido a la violencia contra la mujer ¿Cuál es tu posición?
Siento que la sociedad está enferma y vivimos tan inmersos en reacciones violentas de forma permanente que nos hemos desensibilizado.

¿Ya nada nos sorprende?
No nos estamos dando cuenta que. De repente no estamos criando a nuestros hijos en la consideración y de qué sirven los decretos legislativos y la comisión de alto nivel para erradicar la violencia. Tenemos que hacer algo y debemos empezar por nosotros mismos en la casa.

Tienes dos hijos, ¿te hubiese gustado una hija por cómo están los tiempos?
Sí y ella hubiese visto lo mismo que ven mis hijos en casa: respeto, cariño y consideración. Pero me daría rabia que la realidad me haga tener que decirle "mi amor, mejor no te pongas ese short tan corto", aun sabiendo que todas debemos vestirnos como nos da la gana.

Lo que ves en las noticias ¿ha influido en tu rol de madre?
Sí. A veces le pregunto a mi hijo "qué pasaría si viene alguien y te toca". Y le hago el ensayo para enseñarle cómo debe reaccionar ante un depravado. Si no se le habla a los chicos van a ser presa fácil.

¿Crees que el machista ha aprendido a ser socialmente aceptado. Es decir, aplaude que la mujer trabaje, pero llegando a casa exige que ella le sirva la comida?
Sí, claro. Y no podemos decir '¡justicia!'. A la justicia le llegan los casos dramáticos que terminan en golpizas y muerte. Pero en la previa está la educación. Los padres debemos dejar de criar mujeres sumisas y hombres maltratadores, y viceversa.

¿Extrañas tu labor como reportera?
Siempre se extraña y cuando tengo la oportunidad de hacerlo, lo disfruto enormemente. Pero estar en un estudio, en esta etapa de mi vida, me permite comunicar de una manera distinta, desarrollando una voz propia.

¿Qué es lo más complicado?
Las redes sociales. Se han convertido en un territorio salvaje donde la gente discute sin argumentos, trivializando el debate.

¿Eres tan emocional como te muestras en pantalla?
Todos en 'Día D' somos apasionamos con los temas que presentamos.

¿Qué noticia te ha hecho llorar?
Normalmente no lloro al aire, pero sí lo hice cuando terminó el reportaje del hijo de un taxista cuya mamá los abandonó y el chico tenía leucemia. Pero si no lloro, me indigno. Siempre hay una emoción de por medio y lo reflejo.

¿Cómo te desprendes de eso para luego volver a casa?
De camino a mi casa, siempre escucho noticias, pero cuando llego, no veo televisión, estoy con mi familia y muchas veces prefiero el silencio.

¿Tu esposo siempre ha comprendido tu trabajo?¿No es incompatible el periodismo con la vida familiar?
Él es mi fan número 1. A veces me toma foto desde el televisor y los postea en su página de Facebook. Cuando estaba en Reporte Semanal los domingos, él se quedaba con mi hijo recién nacido. Es un pan.

¿Qué es lo peor que han dicho de ti?
Que he sido una 'geisha'. Con todo el respeto que le tengo al fujimorismo, yo estoy en la otra orilla y mi carrera habla por sí sola.

En pocas semanas se acaba el 2017 ¿cómo te gustaría que termine este año?
Si Perú va al mundial que el tema de la violencia no se diluya. El hashtag #Perúpaísdevioladores, aunque no nos represente a todos, hace bulla en torno un tema y lo mantiene en agenda.

¿Qué deseo pedirías en Navidad?
Que mi hermana que vive en Estados Unidos venga. Un deseo más grande es que todas las mujeres se no se callen, estudien y empoderen.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por , , y puedes suscribirte a nuestro newsletter.

tags relacionadas

No te pierdas