Por: José 'Huachano' Lara

Detrás de hubo muchos sueños. Estudió diseño gráfico publicitario, aviación comercial y turismo, pero en sus venas corría sangre deportiva. Ella no le rehuyó y su pasión la llevó a ser la primera mujer en ganar la medalla de oro en paleta frontón en los Juegos Panamericanos. Nuestra campeona es el fiel reflejo de que cuando se desea algo con todo corazón no importa la edad. Todo un ejemplo para los jóvenes.

¿La reina de la paleta frontón prefiere short o vestido?

Lucir siempre deportiva. Lo máximo un jean, no me gustan los tacos ni los vestidos.

Zapatillas al cien por ciento...

Me moriría feliz en una cancha de frontón.

¿Casada?
Estuve con el papá de mi hijo unos 10 años de convivencia y luego nos separamos. Tengo un hijo de 15 años, Matías, que desde los tres juega al tenis. Ahora que me ve, entró a los campeonatos de frontón Sub-16.

¿Te gusta bailar?
No soy de salir. Me considero tranquila y muy seria.

¿Pareja?
Sí, lo conocí por el deporte.

¿Algún otro hobby?
Ir a la playa, viajar.

¿Tu último viaje?
Marbella, España. Fui a visitar a mi padrino Pedro Paulet.

Se llama como el peruano, pionero de la astronáutica...
Sí. Él era mi bisabuelo por lado de mi madre. Somos parientes directos.

¿A qué te dedicas aparte del frontón?
Me encantan los niños, soy profesora, tengo academia de frontón en Villa y otra de squash en el Rancho de Miraflores.

Después de ganar la medalla de oro, ¿aparecieron más fans?

No puedo negar que en la calle la gente me reconoce y agradece. Por donde camino me paran y felicitan. Ese agradecimiento y cariño no se compra con nada.

¿Qué te motivó a practicar este deporte?
Por mi papá Claudio Suárez. Él me llevaba a la playa La Herradura y al Country Club de Villa desde los 5 años, y me daba la paleta para jugar y me voleaba. Lo seguía a los campeonatos.

Lo llevas en la sangre...
Sí, pero mi papá no quería que juegue frontón. Me puso en tenis desde los 7 años.

¿Lo encaraste?
A los 14 hablé con mi papá y le dije que no me gustaba el tenis. Así que me metí al frontón y al squash. Ahora llevo 35 años practicando ambos deportes.

Toda una experta...
Soy 20 años consecutiva campeona nacional de frontón y algunos años más campeona en squash.

¿Quiénes pueden practicarlo?
Todos, no hay restricción, hay canchas en muchos lugares y son abiertas. No es un deporte de ‘blancos’.

¿Hasta cuándo piensas jugar?
No lo sé. Tengo mucho trabajo que hacer con los niños. Es un vicio sano y no quiero dejarlo.

Gracias por regalarnos una alegría en los Panamericanos...
Fue algo sumamente emocionante. Yo le agradezco a la gente que estuvo en las tribunas. Su apoyo fue impresionante. 

No te pierdas