Wilmer Aguirre se refirió a la victoria de Alianza Lima. (Foto: Liga 1)
Wilmer Aguirre se refirió a la victoria de Alianza Lima. (Foto: Liga 1)

Ni el más optimista hincha de Alianza Lima podía haberse imaginado lo que vive actualmente el cuadro blanquiazul. y le da el título de ganador de la Fase 2, lo cual los lleva a jugar la final nacional ante Sporting Cristal.

TE VA A INTERESAR | ¡Campeón! Alianza Lima se queda con la Fase 2 y jugará la final con Sporting Cristal

Una situación casi incalculable si tomamos en cuenta que, a principio de años, Alianza Lima iba a jugar la Liga 2. Mientras se armaba un equipó para jugar segunda, el otro equipo, el legal, daba batalla en el TAS. Finalmente, el Tribunal de Arbitraje Deportivo encontró falencias en el torneo organizado por la FPF y devolvió al cuadro de La Victoria a la Liga 1.

A partir de ahí, inició un proceso, lento pero seguro, que llevó hasta lo que se vive el día de hoy. Pero pasar del infierno del descenso a la posibilidad de un nuevo título nacional, muchas cosas tuvieron que cambiar, aquí desmenuzamos 5 de ellas.

1. Armado del plantel

El mayor error de la gestión pasada, probablemente, fue la contratación de jugadores que no estuvieron a la altura del reto, tanto futbolísticamente como disciplinariamente. Para este año, ya con una nueva gerencia deportiva, se asumió el reto de formar un equipo para segunda pero con un ojo pensando en la posibilidad de jugar primera.

De esta manera, Alianza hizo bien en contratar por tomando en cuenta la coyuntura, hasta podría decirse en fases.

Primero, empezaron a llegar jugadores con oficio y proyección comprobada como Jairo Concha (que ya tenía contrato), Ricardo Lagos y Jefferson Portales. Luego, se sumó la cuota de experiencia con jugadores identificados con el club como el ‘Zorrito’ Aguirre y Pablo Míguez, ninguno de ellos una locura económica.

Luego todo dio un vuelco con la llegada de (antes de él, Hernán Barcos ya había asegurado tener un ‘9′ determinante en el equipo). A mitad de año llegaron Aldair Rodríguez y Edgar Benítez, ya cuando se veía que Alianza podía pelear algo.

Paso a paso y de manera inteligente, Alianza pasó de tener un equipo armado para segunda a tener, tal vez, la mejor banca del campeonato.

(Foto: Liga 1)
(Foto: Liga 1)

2. Lo que vale la experiencia

No profundizamos en su aporte en el punto pasado, porque merecía su entrada propia. Aguirre en identificación y Farfán en motivación y jerarquía, son factores esenciales para un equipo que quiere ser campeón.

Se acusó en un momento a Alianza de tener jugadores ‘viejos’, pero en un torneo como el peruano, esos son los que tienen el temple para sacar adelante partidos que se complican y mantener una regularidad. Los íntimos tienen experiencia en todas sus líneas: Míguez es un caudillo al fondo, Ballón es inamovible en primera línea de volantes y arriba, ni hablar.

Farfán, Aguirre y Barcos se preparan para el choque ante Municipal. (Foto: Prensa AL)
Farfán, Aguirre y Barcos se preparan para el choque ante Municipal. (Foto: Prensa AL)

3. La ‘Bustoneta’

Sería un pecado dejar fuera del análisis el trabajo de Carlos Bustos, un técnico que llegó a La Victoria por sus buenos antecedentes logrando ascensos y jugando con jóvenes (como lo hizo en San Martín) y terminó dirigiendo a uno de los planteles mejor armados del torneo.

Y lo hizo con temple e inteligencia. Alianza Lima juga a un fútbol que puede no ser muy vistoso, tampoco te gana por demolición, sin embargo, el orden y la solidaridad son ley. Un equipo más, directo, práctico, que se sostiene por un sólido bloque defensivo y con jugadores de jerarquía para hacer la diferencia en el área rival, con un ‘9′ que se disfraza de ‘10′ constantemente y muchos jugadores ‘dulces’ de cara al gol (no solo los atacantes). Alianza juega bien y es regular, nada más que pedir.

Carlos Bustos. (Foto: GEC)
Carlos Bustos. (Foto: GEC)

4. Solidez defensiva

También merecía su capítulo aparte. Bustos logró hacer que la línea de 3 al fondo, con 2 carrileros por los lados funcione. Parte del buen momento de Ricardo Lagos y Oslimg Mora es al respaldo que tienen atrás para poder trepar al ataque. Míguez, Montoya y Vílchez forman el tridente en la defensa que, cuando se necesita, es apoyado por Portales, Lacerda o Rojas.

Los números son elocuentes, Alianza es el equipo con menos goles en contra en todo el año (13) y Ángelo Campos es el portero que más veces ha dejado su arco en cero (13).

Pablo Míguez volvió a Alianza Lima en 2021. (Foto: Liga 1)
Pablo Míguez volvió a Alianza Lima en 2021. (Foto: Liga 1)

5. El factor ‘F’

Para un jugador del tamaño de Jefferson Farfán, 20 o 30 minutos por partido alcanzan para hacer la diferencia. . Cuando Farfán ingresa, el partido cambia automáticamente, las defensas toman más atención y Alianza respira sabiendo que, en cualquier momento, el ‘10 de la calle’ encontrará un espacio para hacer daño.

En lo anímico, el regreso de Farfán ha sido como un sueño cumplido para el hincha de Alianza, si a eso le sumamos que Wilmer Aguirre volvió en su mejor forma en años, el pueblo blanquiazul vive un ambiente de total identificación, algo que siempre aporta en los clubes que logran grandes cosas.

Jefferson Farfán fue convocado para la próxima fecha triple eliminatoria. Foto: Liga 1.
Jefferson Farfán fue convocado para la próxima fecha triple eliminatoria. Foto: Liga 1.

TE VA A INTERESAR