Aquí se ve al ratero cuando agarra las cajas de leche. | Reproducción de vídeo
Aquí se ve al ratero cuando agarra las cajas de leche. | Reproducción de vídeo

Se llevaron mil soles, cuatro celulares y hasta la bolsa de pan además de cajas y latas de leche. Por cuarta vez en lo que va del año, delincuentes armados irrumpieron en una panadería de , rompieron la nariz a uno de los trabajadores y se llevaron todo lo que encontraron a su paso. Debido a ese motivo, los encargados estarían por cerrar definitivamente el negocio.

Una cámara de seguridad grabó cuando uno de los malhechores, de contextura algo gruesa, llegó caminando a las 6:36 de la mañana y, apenas entró, apuntó a la cabeza del cliente que acababa de ingresar.

LOS OLIVOS: Exmilitar requisitoriado cae con pistola en campeonato de fulbito

Detrás del hampón entraron otros dos rateros, también encapuchados.

Uno de ellos intentó saltar el mostrador pero no pudo y se fue por el costado.

Momento en que el primer delincuente encañona a un cliente. | Reproducción de vídeo
Momento en que el primer delincuente encañona a un cliente. | Reproducción de vídeo
Mientras sus cómplices se apoderaban de dinero y productos, este delincuente cogió una bolsa de pan. | Reproducción de vídeo
Mientras sus cómplices se apoderaban de dinero y productos, este delincuente cogió una bolsa de pan. | Reproducción de vídeo
Aquí se ve al ratero cuando agarra las cajas de leche. | Reproducción de vídeo
Aquí se ve al ratero cuando agarra las cajas de leche. | Reproducción de vídeo

Los rateros ingresaron al ambiente donde se preparan los panes y amenazaron a los empleados. Al maestro panadero le rompieron la nariz.

El hecho ocurrió en la cuadra cuatro de la calle Los Cedros, cooperativa Umamarca.

ANCÓN: ‘Los Desquiciados de Villa Mar’ asesinaron a cinco personas con Mini Uzi

Permanecieron dos minutos en el interior y en ese lapso uno de los facinerosos le pasó a otro el dinero que había en la caja registradora. También le pasó productos como leche. Uno de los pillos lo guardó en una mochila y cogió una bolsa de pan.

Esta es la cuarta vez que asaltan dicha panadería. Los vecinos están cansados de esta ola criminal que azota su barrio desde hace meses. “Pedimos presencia policial. Esta es una zona limítrofe entre San Juan de Miraflores y Surco. Tenemos un ambiente acondicionado por los vecinos para que pueda ser sede de la Policía. Algunas personas ya ni quieren salir a comprar porque son asaltados a cualquier hora del día”, comentaron vecinos.

TE PUEDE INTERESAR: