Una estudiante de 18 años fue baleada en la pierna derecha por salir en defensa de su padre, quien era asaltado por tres ladrones armados que querían despojarlo de su celular y billetera en la puerta de su casa, en . Pese a estar herida, la víctima y su padre hicieron correr a los rateros.

Eran las 8:45 de la noche del viernes cuando el carnicero Pablo Quispe (49) llegó en su auto a su casa, en el sector La Rinconada, en Pamplona Alta.

“Cuando bajaba aparecieron tres rateros con chompas de cuello tipo ‘Jorge Chávez’, con las que se tapaban la boca y nariz. Uno me encañonó, me golpeó con su arma en la cabeza y gritó: ¡Tírate al suelo!”, narró el comerciante.

VALIENTE
Pablo Quispe agregó: “Me armé de valentía, agarré al pistolero de una pierna y lo levanté para tirarlo al piso, pero su cómplice me golpeó. Mi hija Ana Quispe Melo (18) salió con mi esposa, que llevaba un palo”.

Madre e hija se abalanzaron sobre los maleantes, pero uno sacó su arma y disparó a la joven que, aún herida, siguió defendiendo a su padre.

Al ver que los vecinos salían de sus viviendas, los delincuentes huyeron a la carrera y también dispararon a Pablo Quispe, pero el proyectil no le impactó.

La joven herida fue llevada al hospital ‘María Auxiliadora’, donde los médicos le informaron que debe quedarse con la bala en la pierna por dos semanas, pues existe el riesgo de dañar un vaso sanguíneo y causar una mortal hemorragia.

Ana Quispe recordó que, hace dos semanas, fue asaltada cerca de su casa y sospecha que podrían ser los mismos delincuentes. La policía investiga.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por , , y puedes suscribirte a nuestro newsletter.

No te pierdas

Calles peligrosas
La Seño María

Calles peligrosas

La Seño María y el fotógrafo Gary conversan sobre la necesidad de un shock de seguridad ciudadana, ante l...