“Lo que estoy pidiendo es que se muestren pruebas, evidencia y no se calumnie y no se manche la honra de una persona”, indicó Julio Guzmán. (Foto: GEC)
“Lo que estoy pidiendo es que se muestren pruebas, evidencia y no se calumnie y no se manche la honra de una persona”, indicó Julio Guzmán. (Foto: GEC)

El líder del Partido Morado, , aseguró este martes que es “materialmente imposible” que haya recibido aportes de la empresa Odebrecht para su campaña presidencial del 2016, y recordó que cuando inició dicha contienda electoral Marcelo Odebrecht ya estaba preso.

Esto, luego que El Comercio diera a conocer que el fiscal José Domingo Pérez, miembro del equipo especial Lava Jato del Ministerio Público, dispuso el inicio de diligencias preliminares por el presunto delito de lavado de activos a raíz de una denuncia del ciudadano Carlos Huerta Escate.

Es materialmente imposible [que haya recibido dinero] porque Odebrecht financió toda su corrupción hasta las elecciones del 2011 y yo aparecí el 2016. No solo eso, porque cuando a Marcelo Odebrecht lo meten a la cárcel en Brasil, yo no era una figura pública conocida. Cuando Barata estaba acá, nadie me conocía a mí, esto es materialmente imposible”, sostuvo en diálogo con Exitosa.

En esa línea, el excandidato presidencial se mostró "indignado" de que la fiscalía haya abierto indagación preliminar en su contra "sin pruebas" y se mostró dispuesto a acudir "todos los días a la fiscalía" para que se aclare "que no tiene nada relacionado con la constructora brasileña.

Lo que ha ocurrido es que un ciudadano me ha denunciado porque vio en una radio, en una entrevista, que alguien decía que me tenían que investigar y con esa expresión este señor me ha hecho una denuncia en el Ministerio Público y ahora resulta que eso se ha convertido en un documento legal”, manifestó.

La denuncia de Huerta Escate se basa en una noticia del del diario Exitosa del 30 de enero de 2019. Ahí, el excongresista del Frente Amplio Humberto Morales pidió investigar a Julio Guzmán por un presunto aporte de $400 mil que habría recibido de la empresa brasileña Odebrecht para su campaña presidencial con miras a las elecciones generales del 2016.

Lo que estoy pidiendo es que se muestren pruebas, evidencia y no se calumnie y no se manche la honra de una persona”, indicó.

Este lunes por la noche, tras conocer la noticia, Guzmán expresó por redes sociales su malestar y recordó que el 2016 fue sacado de la carrera electoral y consideró “inaceptable” que se le busque investigar en plena campaña.