Sentenciado tenía orden de alejamiento para evitar que se acerque a su expareja. (Foto: Captura Latina)
Sentenciado tenía orden de alejamiento para evitar que se acerque a su expareja. (Foto: Captura Latina)

Por tentativa de , el Segundo Juzgado Penal Colegiado Transitorio de Lima Norte condenó hoy a 26 años de cárcel a Alfredo Gutiérrez Marcelo (36), quien intentó acuchillar a su exconviviente Carla Brenis Roldán (31), el pasado 1 de febrero de 2020, en .

La decisión fue tomada por unanimidad por las juezas Elvia Canorio Pariona, Zenaida Vilca Malpica y Ruth Yalta Grández. Asimismo, se dispuso que el sentenciado pague una reparación civil de 15 mil soles en favor de la agraviada.

LEE MÁS: Feminicidio en Carabayllo: Policía acabó con su esposa a balazos y se quitó la vida

Según detalló en su testimonio Brenis Roldán, fue atacada por Gutiérrez Marcelo con un cuchillo cuando estaba en su tienda de mayólicas situada en la urbanización Palao.

Producto del brutal ataque sufrió cortes en el brazo derecho y pecho. La tía del agresor intentó defenderla y también resultó herida en una de sus muñecas.

Posteriormente, el sujeto fue reducido por los comerciantes de la zona y lo mantuvieron retenido hasta la llegada de agentes policiales para que sea llevado a la Depincri de San Martín de Porres.

MIRA TAMBIÉN: Feminicidio: condenan a 20 años de cárcel a sujeto que secuestró 14 horas y acuchilló en la pierna a su pareja

TENÍA OTRAS DENUNCIAS

En la audiencia, la Fiscalía remarcó que Alfredo Gutiérrez reportaba ocho denuncias entre las que figuran tentativa de feminicidio, violencia física y violencia psicológica a otras mujeres.

Además, el Ministerio Público hizo notar que días previos al ataque se le había dispuesto una orden de alejamiento para evitar que se acerque a su expareja, sin embargo él no acató la disposición.

“Espero que no lo suelten. Yo estaba a punto de ponerme las zapatillas entonces escucho mi nombre, volteo y él me quiso meter el cuchillo en el estómago, pero le dio a las zapatillas. Me hizo puñaladas en el pecho y brazo. Hemos forcejeado porque no me he dejado sino me hubiera matado. Su tía es la que se lanza para evitar otro ataque”, contó esa vez la agraviada.