Dermalí Gallardo Dávila (30) fue víctima de robo cuatro veces en menos de un año y por ello adquirió legalmente un arma para defender su negocio. Así lo hizo la noche del último viernes, cuando que irrumpieron en su local. Mató a uno de ellos e hizo huir a sus cómplices, en .

Eran las 9:17 de la noche del viernes cuando los delincuentes llegaron por el pasaje Villa Venturo y, haciendo disparos, ingresaron a la pollería ‘Kan Kas Estrellita’, en la urbanización Villa Marina, de Chorrillos.

30 SEGUNDOS
“Fue medio minuto de terror. Los 20 comensales y los cinco empleados estaban inmóviles. Dermalí Gallardo optó por dirigirse a la cocina para sacar su arma”, explicó un detective.

Uno de los rateros se dirigió a la caja para coger el dinero, mientras los otros dos encañonaban a los comensales, a quienes despojaron de sus billeteras y celulares.

“En momentos que el hampón iba a sacar la plata de la caja, el empresario lo sorprendió por un costado y le disparó varias veces. El ladrón falleció en el acto, mientras que sus compinches abrieron fuego contra Gallardo y emprendieron la fuga”, afirmó un perito.

DOS HERIDOS
“Yo estaba comiendo y al ver la balacera me metí debajo de la mesa. Un disparo de los delincuentes me rozó el pecho”, contó Rubén Sandoval (24) mientras mostraba su herida.

La prima del dueño, Maritza G. Ll. (17), también resultó herida en la pierna derecha y en una imagen del ‘Corazón de Jesús’, que estaba en la pared, también impactaron dos tiros.

Una cámara de seguridad grabó cuando el dueño de la pollería sale de su negocio y dispara una vez a los malhechores que fugan por el mismo pasaje por donde llegaron.

“Los maleantes huyeron en el auto AGV-128 que los esperaba en el jirón Jauja”, señaló un testigo.

‘ME APUNTÓ’
Gallardo se quedó en el lugar y fue detenido por la policía. “Fue en defensa propia. El ratero me apuntó con su arma”, dijo a los agentes.

Al occiso la Policía Nacional le encontró un DNI a nombre de Josset Q.M. (17). Pero horas después se descubrió que la víctima sería José Palacios Toribio (21).

“Esta es la quinta vez que asaltan a mi sobrino. Decidió sacar su licencia y compró un arma. Todo fue en defensa propia. No ha cometido delito. Fue víctima de robo y actuó”, contó su tío Andrés Dávila, quien estaba acompañado de su abogado Silvio Gutarra.

Tras pasar varias horas detenido en la comisaría de Villa, Dermalí Gallardo Dávila fue puesto en libertad.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por , , y puedes suscribirte a nuestro newsletter.

No te pierdas