Un padre de familia fue asesinado a balazos, delante de sus hijos, por sus tres primos en su propia casa, en . La víctima fue atacada porque anteriormente había salido en defensa de su hermano, a quien uno de los homicidas acusaba de sostener una relación amorosa con su pareja.

El crimen ocurrió en la vivienda de Luis Odilio Torre Ureta (26), quien pintaba las paredes interiores en el pasaje Ticlio 103, asentamiento humano ‘7 de Octubre’, en El Agustino. Lo ayudaban su pareja, hermanos y junto a ellos estaban sus hijos de 3 y 7 años.

“La puerta estaba abierta y llegó Beatriz Ureta, tía del occiso, quien amenazó a todos. A los segundos, se presentaron armados Joel Ureta (30), Charlie (22) y Dayro (18), primos de Luis. Este último le disparó en la espalda por orden de su madre”, contó uno de los deudos en El Agustino.

Luis Odilio intentó esconderse en una habitación, pero Dayro lo persiguió y le disparó dos veces en la cabeza. El asesino y sus cómplices huyeron en una mototaxi, donde había otras personas en esta zona de El Agustino.

El herido fue trasladado al hospital ‘Dos de Mayo’, pero llegó sin vida.

Horas después, enfurecidos vecinos y amigos del occiso destrozaron las casas de los sospechosos.

PROBLEMA FAMILIAR

Un familiar explicó que todo empezó porque Charlie Ureta, hermano del asesino, siempre agredía a su pareja, quien se escapó y se escondió en casa de la víctima.

Los deudos denunciaron que la mamá de los asesinos tiene antecedentes por falsificación de dinero y los hijos por diferentes motivos.

No te pierdas