El agente se recupera en el hospital del distrito de Catacaos, en Piura. La bala le impacto en el abdomen. (Crédito: GEC)
El agente se recupera en el hospital del distrito de Catacaos, en Piura. La bala le impacto en el abdomen. (Crédito: GEC)

El hampa no tiene límites. Un suboficial de la Policía fue baleado cuando perseguía a unos raqueteros que minutos antes habían asaltado a una transeúnte cerca de un centro comercial en la urbanización Avipaf, en la ciudad de .

El agente fue identificado como Gabriel Juárez Merino, quien patrullaba la zona junto con su colega Paul Julca Campoverde tras la denuncia de la agraviada.

Fue en ese momento que se percataron de que dos sujetos en motocicleta coincidían con la descripción dada por la víctima y, al intentar intervenirlos, aceleraron, pero fueron interceptados cerca del cruce de las avenidas Vice con Sánchez Cerro.

Los maleantes, al caer al suelo, corrieron efectuando disparos contras los efectivos, quienes repelieron el ataque. Sin embargo, uno de los proyectiles le impactó al agente Juárez en el abdomen, que pese a estar malherido logró herir a uno de ellos, de 17 años.

El hampón adolescente fue conducido al hospital Santa Rosa, donde lo atendieron y dieron de alta, pues la bala solo le rozó la cabeza. Luego, fue trasladado a la División de investigación Criminal (Divincri), donde sigue detenido. Su cómplice, en tanto, pudo escapar, y la unidad en la perpetraban sus ilícitos había sido reportada como robada el 21 de febrero.

El custodio del orden permanece internado en el hospital del distrito de Catacaos, donde por fortuna se recupera del ataque.