Tras ocho meses de una paciente investigación fiscal y policial, se desarticuló la presunta organización criminal ‘Los rápidos y furiosos’, dedicada al robo, extorsión, y comercialización de motos y mototaxis en .

La intervención de los 10 integrantes de la banda, dos de ellos presos en el penal de Piura, ocurrió la madrugada de ayer durante un megaoperativo que contó con la participación de 25 fiscales de la Fiscalía Especializada en Crimen Organizado con apoyo de más de 200 policías de la División de Alta Complejidad de la PNP (Diviac) y de la Oficina de Inteligencia de Piura y Lima.

En total se allanó 25 casas y cocheras ubicadas en los distritos de Piura, Castilla, Veintiséis de Octubre y Catacaos, así como dos celdas del establecimiento penitenciario de Piura. El jefe de la Macro Región Policial de Piura y Tumbes, general PNP Lucas Núñez, informó que la investigación se inició hace ocho meses y que la banda estaría operando en Piura desde hace cinco años.

“Solo en las investigaciones realizadas desde el 2018 hemos registrado 16 ilícitos penales cometidos por sus miembros y habrían recaudado por sus fechorías más de un millón de soles. Ellos ubicaban a su víctima y robaban los vehículos (motos, mototaxis, autos) y luego exigían una extorsión de entre mil a 5 mil soles, según el vehículo. Si los agraviados no pagaban, desmantelaban el vehículo y vendían sus autopartes en la cachina”, explicó Núñez.

Precisó que la organización estaría liderada por Alexander Gutiérrez Suárez, ‘Oso’, quien tiene antecedentes por robo agravado en el 2009 y, además, habría purgado condena en el penal de Piura.

“La mayoría de sus integrantes tienen antecedentes policiales, penales y judiciales por los delitos contra el patrimonio, hurto agravado, contra la vida el cuerpo y la salud, asalto y robo, entre otros”, dijo Núñez.

Durante la intervención la policía y Fiscalía incautó un revólver con cuatro municiones a una mujer, cuatro celulares, un CPU, motocicletas, autopartes, entre otros objetos.