Lizandro Hinostroza deleita a sus comensales con su gran sazón. (Foto: Facebook El Rico Sanguchom D’Chalo)
Lizandro Hinostroza deleita a sus comensales con su gran sazón. (Foto: Facebook El Rico Sanguchom D’Chalo)

En , la capital mundial de la comida chatarra, el Lizandro Hinostroza Astuhuaman (37), se abre paso a punta de trabajo y su buena sazón para preparar las mejores alitas broaster, salchipapas, hamburguesas y mollejitas.

Con mucha ilusión y sin temor a la competencia de los grandes locales de comida rápida, este pujante compatriota decidió inaugurar su carrito sanguchero en el estado de Utah, a donde llegan norteamericanos, mexicanos y peruanos inmigrantes, para ‘chuparse los dedos’.

LEE MÁS: Peruano la rompe como el ‘Chapulín de Times Square’ en Nueva York: Hasta J Balvin le pidió foto

A ‘Chalito’, como le dicen de cariño sus ‘caseritos’, le gusta cocinar al ritmo de la salsa ‘perucha’ de ‘Josimar y su Yambú’ o de la rica chicha de ‘Chacalón’, pues asegura que “así todo me sale más rico”.

Sus comensales siempre quedan contentos con su sabrosa comida.
Sus comensales siempre quedan contentos con su sabrosa comida.

Siempre hay que cocinar de buen humor, no hay más secreto que ese”, dijo a Trome, para luego confesar que es hincha acérrimo del club Alianza Lima.

MIRA TAMBIÉN: Peruano que se respeta: Pastelero hace panes y los reparte a familias humildes

Compatriotas lo visitan para sentirse como si estuvieran en casa y conversan de cuánto añoran volver al Perú y se consuelan comiendo de lo mejor.

Mientras que los extranjeros llegan a él para experimentar lo sabroso que se come en nuestro país. “Aquí aprenden a pedir ‘yapa’ y a ponerle todas las cremas”, comenta entre risas Lizandro.

Lizandro se ha ganado varios 'caseritos' gracias a su rica sazón.
Lizandro se ha ganado varios 'caseritos' gracias a su rica sazón.

RICOS PICARONES

La buena sazón que tiene ‘Chalo’ viene de familia. La experiencia en su puesto al paso no está completa si no se prueban los exquisitos picarones, con bastante miel de chancaca, de su mamita.

Cuando los prueban los gringos se quedan locos, piensan que son donas. Tanto les gusta que hasta se piden para llevar”, contó.

Lizandro lleva viviendo más de 12 años por tierras gringas y sueña con tener toda una flota de carritos sangucheros.

DATAZOS:

*En su Facebook ‘El Rico Sanguchom D’Chalo’, muchos lo felicitan y dejan bonitos comentarios tras su gran experiencia culinaria.

*Su carrito sanguchero era antes un ‘Food Truck’ en el que se vendían tacos mexicanos.

*El primer puestito de ‘El Rico Sanguchón’ se abrió en los años 90, en el Callao.