La lectura es buena para prevenir el terrible Alzheimer.
La lectura es buena para prevenir el terrible Alzheimer.

Los adultos mayores de 65 años constituyen el segmento de la población en mayor riesgo de sufrir la enfermedad de , un tipo de demencia que se caracteriza por la pérdida de memoria reciente y alteraciones en las funciones mentales superiores en aspectos como el lenguaje y el comportamiento.

También se caracteriza por la pérdida de conocimientos ya aprendidos, deterioro de la capacidad para socializar, la aparición de alucinaciones auditivas y visuales y un cambio de personalidad generado por la pérdida de neuronas que se da de forma crónica, prolongada y progresiva.

LEE: MTC: Más de 20 mil choferes han obtenido el brevete electrónico

Al respecto, Jeanrro Aguirre, psiquiatra del Centro de Salud Mental Comunitario La Victoria del Ministerio de Salud (), indicó que es muy importante diferenciar el olvido con los síntomas relacionados con la demencia.

Detalló que nuestro cerebro almacena información para ser utilizada cuando haga falta y la que no tiene uso práctico es desechada. No obstante, hay una línea muy delgada entre el olvido común y los problemas de memoria.

“Una situación muy común es no saber dónde dejamos las llaves o la billetera, la mayoría de veces esto se debe a un problema de desatención, pero hay que estar atentos a cuando este tipo de situaciones empiezan a afectar nuestro desempeño cotidiano. Si alguien siente que está perdiendo la capacidad para funcionar sin ningún tipo de apoyo debe buscar ayuda profesional”, señaló Aguirre.

FACTORES DE RIESGO

Del mismo modo, sostuvo que la enfermedad de Alzheimer tiene diversos factores de riesgo relacionados con los antecedentes familiares y la presencia de enfermedades preexistentes como la diabetes o la hipertensión arterial que, al disminuir el flujo sanguíneo al cerebro, pueden ocasionar cuadros mixtos.

Aguirre explicó que el cerebro es el órgano diana de nuestro cuerpo, por ende, lo debemos cuidar y alimentarlo de oxígeno, glucosa y vínculo social. Por ello, recomendó alimentarse de forma balanceada y realizar ejercicio físico y mental constantemente.

“El cacao, la kiwicha, la nuez, las menestras, los granos son muy buenos para el cerebro. Asimismo, la lectura diaria, los juegos que incentiven la mente y la interacción social son de vital importancia”, manifestó el psiquiatra del Centro de Salud Mental Comunitario La Victoria.

Finalmente, dijo que las personas que creen tener algún síntoma relacionado con la pérdida de funciones cognitivas pueden comunicarse con la Línea 113 opción 5 o acercarse a cualquiera de los más de 200 centros de salud mental comunitarios que el Minsa ha implementado en todo el territorio nacional.

TAMBIÉN: “Pedro Castillo va tener problemas con presiones de Perú Libre”