Cámaras de seguridad de la Municipalidad de La Victoria captaron el enfrentamiento entre ambulantes y fiscalizadores. (Foto: La Victoria)
Cámaras de seguridad de la Municipalidad de La Victoria captaron el enfrentamiento entre ambulantes y fiscalizadores. (Foto: La Victoria)

MÁS VIOLENCIA. Dos trabajadores de la Municipalidad de resultaron heridos tras un enfrentamiento entre personal de la comuna con vendedores ambulantes que se resisten a abandonar la vía pública.

La informó que los hechos ocurrieron en las inmediaciones de la Estación Gamarra, en la Av. Aviación, donde un grupo de personas, la mayoría de nacionalidad venezolana, atacó con piedras y bombas molotov caseras al personal antimotines y de fiscalización. Este último fue retenido por la turba, pero que luego fue liberado.

“El personal antimotines se encontraba realizando su ronda de rutina cuando de pronto un grupo de venezolanos empezó a arrojar piedras a la altura de la Estación Gamarra, de hecho, habían agredido a un fiscalizador por lo que el personal antimotines intervino para recuperarlo”, dijo el subgerente de Fiscalización, Jesús Mendoza.

Los fiscalizadores identificados como Edgard Reyes Capcha (24) y Joel Ruiz Reyes (30) resultaron con lesiones en las piernas y el abdomen producto de las piedras arrojadas. Ambos fueron auxiliados por sus compañeros y luego pasaron por el examen a cargo del médico legista para las acciones legales correspondientes.

En tanto, Miguel Eduardo Aguilera Astudillo, de nacionalidad venezolana, fue detenido y trasladado a la comisaría de Apolo. Según las comerciantes formales del lugar, el extranjero junto a otros jóvenes de la misma nacionalidad son conocidos por azuzar a los informales a desobedecer y agredir a la autoridad edil.

El alcalde de La Victoria, Luis Alberto Gutiérrez Salvatierra, rechazó el brutal ataque al personal de Fiscalización y prometió seguir trabajando por la seguridad y el orden en el distrito.

Esto ocurrió luego de que, el último jueves, un grupo de estos informales colocara marcas en el suelo para lotizar las calles y áreas exteriores del emporio de Gamarra ante la proximidad de la campaña de Navidad y de Año Nuevo.