está más que nunca en una posición expectante en las que nadie se hubiera imaginado hace varias semanas. Pero el candidato de Todos por el Perú podría correr peligro si el Registro de Organizaciones Políticas del Jurado Nacional de Elecciones confirma varias irregularidades en el proceso de democracia interna de su agrupación.

Según informa Javier Albán en Semana Económica, el 14 de enero se rechazó la solicitud de inscripción del nuevo símbolo del partido de Julio Guzmán por irregularidades en la asamblea que aprobó dicho cambio. El Registro de Organizaciones Políticas podría ahora rechazar otras solicitudes indispensables para que se apruebe formalmente la candidatura actualmente en trámite.

Las elecciones del movimiento de Julio Guzmán se llevaron a cabo el 20 de diciembre, y se rigieron por un estatuto aprobado en una asamblea el 10 de octubre. Sin embargo, la solicitud de inscripción del nuevo estatuto fue presentada recién el 18 diciembre, y hasta la fecha no ha sido aceptada. Es decir, las elecciones se realizaron bajo un estatuto aún no formalizado. Además, el Tribunal Nacional Electoral que organizó las elecciones internas tampoco estaba inscrito. De hecho, el partido recién intentó inscribirlo el 21 de diciembre por lo que JNE podría considerar este proceso interno como irregular.

Asimismo, las principales observaciones de fondo a esta la Asamblea son que Todos por el Perú no cumplió con probar que convocó a todos los miembros del partido a la Asamblea y que este no contó con el quórum requerido para ser instalada. Ocho de los asistentes que firmaron el acta no estaban afiliados al partido de Julio Guzmán.

El Registro de Organizaciones Políticas señaló todos estos cuestionamientos en un primer oficio el 23 de diciembre. El 14 de enero, reiteró los cuestionamientos al rechazar la inscripción del nuevo símbolo de Todos por el Perú. Además, las observaciones contra la Asamblea no habían sido levantadas para esa fecha. Se cree probable que el ROP rechace también otras solicitudes de Todos por el Perú que siguen pendientes: la modificación del estatuto, la inscripción del nuevo Tribunal Nacional Electoral y del nuevo Comité Ejecutivo Nacional.

De rechazarse esas solicitudes, el Jurado Electoral Especial de Lima Centro rechazaría también la inscripción de la plancha de Julio Guzmán por considerar viciadas sus elecciones internas. Cabe destacar que Todos por el Perú puede apelar los fallos del ROP y del JEE ante el JNE como instancia definitiva.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por , , y puedes suscribirte a nuestro newsletter.

está más que nunca en una posición expectante en las que nadie se hubiera imaginado hace varias semanas. Pero el candidato de Todos por el Perú podría correr peligro si el Registro de Organizaciones Políticas del Jurado Nacional de Elecciones confirma varias irregularidades en el proceso de democracia interna de su agrupación.

Según informa Javier Albán en Semana Económica, el 14 de enero se rechazó la solicitud de inscripción del nuevo símbolo del partido de Julio Guzmán por irregularidades en la asamblea que aprobó dicho cambio. El Registro de Organizaciones Políticas podría ahora rechazar otras solicitudes indispensables para que se apruebe formalmente la candidatura actualmente en trámite.

Las elecciones del movimiento de Julio Guzmán se llevaron a cabo el 20 de diciembre, y se rigieron por un estatuto aprobado en una asamblea el 10 de octubre. Sin embargo, la solicitud de inscripción del nuevo estatuto fue presentada recién el 18 diciembre, y hasta la fecha no ha sido aceptada. Es decir, las elecciones se realizaron bajo un estatuto aún no formalizado. Además, el Tribunal Nacional Electoral que organizó las elecciones internas tampoco estaba inscrito. De hecho, el partido recién intentó inscribirlo el 21 de diciembre por lo que JNE podría considerar este proceso interno como irregular.

Asimismo, las principales observaciones de fondo a esta la Asamblea son que Todos por el Perú no cumplió con probar que convocó a todos los miembros del partido a la Asamblea y que este no contó con el quórum requerido para ser instalada. Ocho de los asistentes que firmaron el acta no estaban afiliados al partido de Julio Guzmán.

El Registro de Organizaciones Políticas señaló todos estos cuestionamientos en un primer oficio el 23 de diciembre. El 14 de enero, reiteró los cuestionamientos al rechazar la inscripción del nuevo símbolo de Todos por el Perú. Además, las observaciones contra la Asamblea no habían sido levantadas para esa fecha. Se cree probable que el ROP rechace también otras solicitudes de Todos por el Perú que siguen pendientes: la modificación del estatuto, la inscripción del nuevo Tribunal Nacional Electoral y del nuevo Comité Ejecutivo Nacional.

De rechazarse esas solicitudes, el Jurado Electoral Especial de Lima Centro rechazaría también la inscripción de la plancha de Julio Guzmán por considerar viciadas sus elecciones internas. Cabe destacar que Todos por el Perú puede apelar los fallos del ROP y del JEE ante el JNE como instancia definitiva.

Si te interesó lo que acabas de leer, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por , , y puedes suscribirte a nuestro newsletter.

No te pierdas