Francisco Sagasti sostuvo hoy que los vacunadores que incumplan los protocolos para inmunizar contra la covid-19 serán duramente castigados, por tratarse de algo que no se debe permitir. (Foto: Jorge Cerdán/@photo.gec)
Francisco Sagasti sostuvo hoy que los vacunadores que incumplan los protocolos para inmunizar contra la covid-19 serán duramente castigados, por tratarse de algo que no se debe permitir. (Foto: Jorge Cerdán/@photo.gec)

El viceministro de Salud Pública del Ministerio de Salud (Minsa), Gustavo Rosell, anunció hoy que se iniciará un proceso administrativo sancionador al personal de salud involucrado en las

En , el funcionario explicó que en los primeros tres casos reportados “hay un reconocimiento de las personas como error humano” de que no se cargó el líquido en la jeringa. Y que, al percatarse la falla, se aplicaron las dosis de forma correcta a las personas de la tercera edad, cuyos familiares pudieron constatar en ese momento que la jeringa no estaba cargada.

Asimismo, Rossell precisó que aún se encuentra en investigación la denuncia reportada en el Callao, y que se conoció en los últimos días luego de que un familiar difundiera el hecho a través de un video publicado en las redes sociales.

“Este informe recibido será enviado a la Secretaría General del Ministerio de Salud para hacerla llegar a las instancias de donde pertenece las personas involucradas, con la finalidad de iniciar un proceso administrativo sancionador conforme a la ley, indicó.

“De acuerdo a las conclusiones de la investigación se habría incurrido, en los tres casos, a la inobservancia de los procedimiento estipulados en la directiva 129 del Minsa, directiva sanitaria para la vacunación contra el COVID-19, en la situación de emergencia, la cual estaba vigente en el momento de los hechos”, remarcó.

El viceministro hizo un llamado a la tranquilidad a la ciudadanía al insistir que finalmente se llegó a aplicar la dosis contra el coronavirus correspondiente los adultos mayores. Agregó que no se reportó un vínculo o conexión entre el personal de salud involucrado en estos casos, “por lo que podría diferir que se trata de casos aislados”.

“El conteo de dosis al inicio de la jornada diaria de vacunación, y el conteo final registrado en el cierre, permite evidenciar que el total de dosis empleadas coincide con el numero de personas vacunadas. Por lo tanto, llamamos a la tranquilidad a la ciudadanía, ya que demuestra que todas las personas inoculadas en las jornadas de vacunación que se han venido realizando a nivel nacional, han recibido las dosis adecuadas de la vacuna”, mencionó.

También detalló que tras los casos reportados en el marco de la jornada de inmunización contra el COVID-19, se ajustará el cumplimiento del protocolo ya existente, y se reforzará la supervisión de la aplicación de dosis.

Remarcó que los centros de vacunación son lugares públicos donde los familiares pueden acompañar a las personas que van a ser vacunadas y tomar los registros gráficos de esta actividad. Por lo tanto, indicó que son espacios donde “transparentemente” se realiza la inmunización.

“La estrategia de vacunación territorial en el Perú ofrece las garantías de que estos hechos aislados no se repitan. El protocolo en la normativa vigente, establece que el personal de salud debe mostrar al usuario y a sus acompañantes la jeringa cargada antes de su inoculación, así como después de haberse realizado”, dijo.

“Estos centros están siendo supervisados permanentemente por el Minsa, SuSalud, la Defensoría del Pueblo y la Fiscalía, lo que permite garantizar las buenas prácticas y adoptar las medidas correctivas necesarias”, añadió.

El caso

Arturo Granados, vocero de Ministerio de Salud, indicó que se ha detectado tres casos sobre supuesto uso de jeringas vacías en la inmunización a adultos mayores. Estos hechos ocurrieron en el vacunacar de la Universidad Agraria de La Molina, en el vacunatorio de Santa Anita y en el vacunatorio del Campo de Marte.

Sin embargo, el último miércoles, el Gobierno Regional del Callao indicó que investiga la denuncia sobre un cuarto caso del supuesto uso de jeringas vacías por parte de un enfermero. Incluso, remarcó que dicha persona ha sido identificada y separada de la brigada de vacunación contra el COVID-19 en tanto duren las investigaciones.