Pueden encontrarlo en redes sociales como @bingbingpayasomusical Foto: Allen Quintana
Pueden encontrarlo en redes sociales como @bingbingpayasomusical Foto: Allen Quintana

¡PURO TALENTO! La primera vez que se subió a un escenario, Jhonatan Bryan Mucha Pérez (22) tenía cinco años y le tocó acompañar a su abuela, que era cantante. Desde ese momento supo que Y es que no podía ser de otra manera, teniendo en cuenta que gran parte de sus familiares paternos y maternos son músicos y cantantes.

MIRA ESTO | De Marvel a Perú: Spiderman se pelea con Dr. Octopus en plena Plaza San Martín

Conocido como el payaso ‘Bing Bing’ o el ‘Payasito musical de Huaycán’, se ha robado el corazón de niños y grandes gracias a sus shows con saxofón, trompeta, burbujas gigantes y malabares con fuego.

Bryan, ¿siempre quisiste ser payaso?

Me gusta hacer reír a la gente desde niño. Pero no tuve dinero para llevar talleres de arte circense, entonces solo miraba a los payasos de los circos y trataba de imitarlos. Así conocí este mundo.

¿Es cierto que eres un experto saxofonista y trompetista?

No sé si experto, pero sé tocar saxofón, trompeta, órgano eléctrico, guitarra y también canto. Lo que sucede es que yo vengo de una familia de músicos y cantantes. Desde los cinco años yo ya subía a los escenarios y gracias a ellos aprendí a tocar instrumentos. Pude haber sido músico, pero mi gran pasión es ser payaso.

Viene de familia de cantantes y músicos pero él siempre se inclinó por el arte de la comicidad. Foto: Allen Quintana.
Viene de familia de cantantes y músicos pero él siempre se inclinó por el arte de la comicidad. Foto: Allen Quintana.

¿Cuánto tiempo te demoraste en aprender a hacer malabares con fuego y las burbujas gigantes?

Probablemente un par de meses, pero hasta ahora sigo perfeccionándome. Un payaso nunca deja de aprender porque tiene que mejorar los trucos, innovar y sorprender al público.

MIRA ESTO | Conoce al ‘Cuy de la Televisión’ exitoso también en las redes sociales

Dicen que detrás de cada sonrisa de un payaso se esconde un rostro triste, ¿qué opinas?

Creo que todos tenemos momentos de tristeza. Nuestro trabajo es hacer reír a la gente, pero eso no quiere decir que siempre estamos riéndonos. Somos seres humanos y también sufrimos. Por ejemplo, yo caí en una depresión muy fuerte cuando falleció mi abuela en plena pandemia, pero tenía que trabajar.

¿Has tenido accidentes en pleno show?

Sí, claro. Una vez me quemé la mano cuando recién estaba aprendiendo los trucos con fuego. Y el año pasado me caí encima de unos equipos de sonido cuando trabajaba en un circo. Felizmente el público pensó que era parte del acto y no paraban de reír y aplaudir. No fue grave, pero sí me asusté.

Aunque fue tímido de niño, siempre participó en las actuaciones y eventos escolares. Foto: Allen Quintana.
Aunque fue tímido de niño, siempre participó en las actuaciones y eventos escolares. Foto: Allen Quintana.

¿Qué se necesita para ser payaso?

Mucho amor y compromiso. No basta con crear tu personaje y ya. Tienes que amarlo, estudiarlo, perfeccionarlo. Por ejemplo, yo hago shows con humor blanco porque mi público objetivo son los niños, pero no me quedo solo en el humor, sino también incorporo los instrumentos musicales, los trucos de burbujas y el fuego.

¿Tienes alguna cábala antes de los trucos de riesgo?

La verdad es que no. Solo me concentro muchísimo. Creo que la gran cábala es prepararse y jamás dejar de practicar. Hay que entrenar la mente y el cuerpo todos los días.

¿Cómo te encuentran en redes sociales?

Pueden buscarme como ‘Bing Bing Payaso Musical’. Estoy en TikTok, Facebook e Instagram. ¡Los espero!

TE VA A INTERESAR: