Todavía no acaba el , pero los padres de familia ya están peleando por vacantes para matricular a sus hijos en el colegio el próximo año. Desde las 5 de la mañana, decenas de personas hicieron hoy largas colas en el centro educativo Nuestra Señora de Fátima, en Comas, para obtener un cupo.

“Quiero una vacante para mi hijo para el primer grado. El colegio es muy bueno, hasta mis hermanos han estudiado acá. La directora es estricta y correcta”, comentó una señora. Agregó que solo hay 27 vacantes por cada aula.

Otra madre de familia aseguró que las profesoras enseñan a los niños la multiplicación con juegos didácticos, por eso optó por ese centro educativo. Entre los requisitos que pide se encuentra la copia del DNI del menor.

En el colegio Fe y Alegría N.°4, en la urbanización Chacarilla de Otero, en San Juan de Lurigancho, también se formaron largas colas desde la madrugada. Algunas de las 200 personas que estaban en el lugar señalaron que la institución imparte una buena enseñanza, es estricto en las normas y los maestros no hacen huelgas.

No te pierdas